Trucos para presumir de salón luminoso

salon-luminoso
¿Hay algo que te alegre más el día que levantarte por la mañana y ver como entra el sol por las ventanas de tu salón? A mí la verdad es que me dibuja una sonrisa que no se me quita de la boca fácilmente, y eso que no vivo en el típico edificio de 30 plantas que no tiene absolutamente nada delante.

Tu salón puede ser otro si llevas a cabo una serie de cambios como los que comparto contigo en este artículo. Verás como la luz natural penetra con facilidad y no tendrás que utilizar las lámparas hasta que no se ponga el sol (si la orientación es oeste).

Colores claros

Un salón será más o menos oscuro en función de los colores que emplees en las paredes. Y no solo eso, sino la decoración y los muebles también juegan un papel fundamental. Te recomiendo que reine el blanco, pudiendo elegir el tono que más te guste en función de tus preferencias. Otros colores suaves también son bienvenidos, mientras que la madera, cuanto más clarita, mejor que mejor. Lo mismo que acabo de decir se puede aplicar al suelo.

salon-con-colores-claros

Cojines que iluminan

Hay que cojines que transmiten una alegría bárbara. Asegúrate de esta rodeado de cojines amarillos, verdes o turquesas, ya que son colores que van de maravilla para lograr el objetivo de llenar de luz el salón. Además, ten en cuenta que la seda y el terciopelo son materiales que también ayudan.

Enamórate de las fibras

No te costará mucho, la verdad, y encima lo harás con la tranquilidad que te da saber que las fibras naturales están muy de moda. Dejan pasar la luz y da la sensación de que te sirven para airear el salón, así que son una buena elección.

salon-con-fibras-naturales

Despeja el terreno

Como si se tratara de una película de acción, tendrás que despejar el terreno. Eso sí, esta vez los malos no van con pistola, sino que amenazan con llevar el caos a tu hogar y tapar las vías de entrada de los rayos de luz. ¿Lo solución? Apostar por cortinas ligeras de tejidos vaporosos y evitar que los muebles o cualquier complemento corpulento se conviertan en una barrera.

El cristal es fantástico

Si eres un enamorado de los jarrones de cristal no tendrás problemas a la hora de apostar por este material tan recomendable para que la luz fluya. Lo mismo hay que decir de su presencia en las ventanas, donde hay que hacer todo lo posible para que ocupan casi todo el espacio, lo que se traduce en unos marcos muy finos (¡y hasta en prescindir de las persianas!).

jarrones-de-cristal

Las puertas también tienen mucho que decir

Cuando se trata de buscar luz natural para el salón hay que fijarse en todo tipo de soluciones. Una de ellas tiene que ver con las puertas, que si las pintas de color blanco se aliarán contigo. Es más, hasta puedes sustituirlas por un modelo acristalado que hará que los rayos de luz fluyan más allá del salón.

Espejos bien colocados

Seguramente ya sabrás que un espejo aporta profundidad y luminosidad. Eso sí, hay que tomar una buena decisión a la hora de colocarlo, y eso implica buscar una ubicación en la que quede fijado en perpendicular a la ventana y a la altura de los ojos, ya que de esa forma reflejará la luz.

salon-con-espejo

Atento al sofá

Cuando hablamos del salón no hay un elemento más protagonista que el sofá. Suele ocupar mucho espacio y hay que asegurarse de que no se convierta en un ladrón de luz, para lo que conviene elegir colores claros y neutros, o en todo caso colores luminosos como los que he mencionado a la hora de hablar de los cojines, si bien es cierto que el riesgo que se corre es mayor porque no son los colores típicos.

Artículo recomendado: Errores a evitar en estancias con poca luz natural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *