Ambientadores caseros para tu hogar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+2

ambientador casero2
La forma en la que huele tu casa es, de alguna manera, parte de la decoración. Porque cuando es agradable ayuda crear un ambiente especial, porque evoca sensaciones y porque el olfato es un sentido que también debes tener en cuenta a la hora de decorar tu hogar. Y porque los ambientadores naturales que hagas serán tan bonitos que, además, vestirán tus estancias. Hoy te propongo una serie de ambientadores caseros que tú mismo puedes hacer y que te servirán para diseñar lugares únicos que cautivarán por su olor y, también, por su estética visual.

Granos de café

Se convierten en un ambientador natural muy bonito porque, al mismo tiempo que perfuman, te ayudan a decorar. Los puedes colocar en un recipiente de cristal con agua y te ayudarán a combatir, por ejemplo, el olor a tabaco y, en general, los malos olores. También los puedes poner en la nevera para evitar malos olores (tostados previamente durante cinco minutos), en saquitos en armarios, en cajones, en el baño, en la cocina…

Velas perfumadas

Las hay ya que incorporan el aroma en la propia vela pero también puedes crearlas tú, es muy sencillo y así podrás elegir tu olor favorito para tu casa. Derrites cera natural al baño maría y cuando esté líquida echa esos aceites esenciales que te encanta cómo huelen. Deberás tener un molde donde poner esto y también la mecha, añade todo ahí y deja que endurezca.

ambientador casero3

Pulverizador casero

Muchas veces los espráis que venden como ambientadores no tienen un olor que nos guste del todo, por eso, si compramos aceites esenciales de nuestro aroma favorito, podemos hacer el nuestro propio. Deberás tener un bote de cristal con spray, alcohol de 96º y los aceites que te encanten, añade en proporción de 100 gotas de aceites o 5 ml por 100 ml de alcohol. Verás qué bien huele tu casa… También puedes hacerlo para perfumar tu cocina, con una mezcla de dos cucharadas de bicarbonato sódico, 300 ml de agua y unas gotitas de aceite de lavanda, por ejemplo, que huele genial y es perfecto para esta estancia.

Composición con esponjas

Otra manera de combatir el olor a tabaco que tanto desluce una casa es haciendo una composición con esponjas. Puedes elegir varias de colores y las cortas en trozos. Añade zumo de limón, bien puro o bien rebajado con agua, y moja cada trocito de esponja sin que llegue a gotear. Coloca las esponjas en un bonito recipiente transparente, por ejemplo, para que se vean los colores y decore la habitación donde lo pongas. Los poros de la esponja se quedan el olor del tabaco y el limón contribuirá a perfumar de una manera muy natural.

Flores y especias

Las hierbas aromáticas y las flores nos ayudan, también, a perfumar natural y muy agradablemente. Hay muchas formas de hacerlo. Puedes poner en un tarro con cierre hermético varias flores y hierbas que te guste especialmente cómo huelen, déjalas ahí una semana, incorpora gotitas de tu esencia favorita y remueve. Puedes poner esta mezcla en tarros bonitos, de cristal, metálicos…, y con ello decorar la habitación, o meterla en bolsitas para colocarlas por tu casa, en los armarios… Si decides hacer bolsitas recuerda que puedes rellenarlas con lo que más te guste, con especies de romero, lavanda, clavo, albahaca…

ambientador casero1

Con hierbabuena

Es un olor que, personalmente, me apasiona, por eso es muy interesante utilizarlo como ambientador casero, aporta frescura y te transporta a la naturaleza, además ayuda a ahuyentar mosquitos. Para hacerlo pon a hervir un poco de hierbabuena, zumo de limón y agua, introduce la mezcla en un recipiente con spray y ya verás qué bien huele…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *