Trucos para decorar la cocina

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+12


La cocina no es solo el rincón preferido de los más cocinitas; también es un lugar que a veces se convierte en el centro de las reuniones con la familia o los amigos. Por eso, es importante convertirla en la estancia acogedora y alegre. Hoy en día pasamos una gran parte del día en la cocina. De hecho, en algunos casos incluso más que en el propio salón. Es por este motivo que cada vez es más común ver cocinas integradas con el resto de la vivienda, sin tabiques o con tabiques decorativos.

Si ha llegado el momento de cambiar tu cocina, ya sea porque el estilo existente ya está pasado de moda, se encuentre envejecido o, simplemente, no te gusta el aspecto de la estancia, te recomiendo que le eches un vistazo a los siguientes trucos. ¡Te serán de gran ayuda!

Distribución

Antes de ponerte manos a la obra, deberás tener en cuenta las actividades que se realizarán en la cocina. Lo más normal es que esta estancia se divida en tres partes: una utilizada para preparar alimentos, otra para el lavado y la última para la cocina. Todas estas zonas deberán estar comunicadas entre sí, dejando un espacio de circulación donde no debe existir ningún estorbo.


Los sectores destinados a los alimentos deberán permanecer juntos para disminuir los desplazamientos. Además, es importante tener en cuenta los espacios que ocupan las puertas del horno, la nevera, el microondas y los electrodomésticos para garantizar una perfecta circulación en este espacio. Sin duda, uno de los mejores diseños responde a una isla central donde los invitados puedan sentarse.

Materiales

En cuanto a los materiales, los más recomendados son las cerámicas, los azulejos y el acero inoxidable, que son perfectos para el recubrimiento de las paredes, ya que son muy resistentes al calor y a los vapores y son muy fáciles de limpiar. Además, en la mesada son necesarios materiales resistentes a la temperatura y a los golpes.


Respecto a las maderas, podrán utilizarse tanto en cocinas modernas rectilíneas como en cocinas más rústicas. Eso sí, el material más barato es el laminado, que además es resistente y fácil de limpiar.

Cocina, Decoración, Trucos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *