5 ventajas de las cocinas angulares en estancias pequeñas

cocinas-angulares
La cocina angular es aquella que tiene forma de L. De este modo, el mobiliario y los electrodomésticos están distribuidos en dos paredes unidas entre sí. ¿Qué ventajas ofrece dicha estructura en una estancia pequeña? En Decorablog enumeramos algunos puntos positivos.

1. Ganar espacio en el centro de la estancia

cocina-angular-en-forma-de-L
Actualmente, la isla o la península añaden nuevas posibilidades a los proyectos de decoración. Pero la idea de integrar un mueble central no es viable en todos los casos. De hecho, en una cocina pequeña es recomendable que el mobiliario esté enmercado junto a las paredes. De este modo, aumentan los centímetros en las zonas de paso. Una amplitud que incrementa la comodidad en los desplazamientos.

2. Capacidad de almacenaje

cocina-angular-con-mesa
Una cocina pequeña posee un espacio limitado que se concreta en los metros cuadrados disponibles. Pero una distribución en forma de L se adapta perfectamente a las características de la estancia. Uno de los lados puede estar equipado con muebles superiores. Los estantes abiertos, una de las tendencias decorativas que triunfa en cocinas modernas, realzan la estética en habitaciones cuadradas o rectangulares. Por ejemplo, las estanterías pueden vestir una pared vacía.

Un tipo de distribución que no solo presenta la organización ideal para mantener el orden. Los productos que se guardan en el interior de los cajones y armarios, así como los elementos que están a la vista en los estantes o en la encimera, destacan por su accesibilidad. El propietario del inmueble disfruta de una zona de cocinado cómoda, práctica y adaptada a sus necesidades.

3. Iluminación

cocina-blanca-angular
Un diseño angular pone en valor un elemento tan relevante como la iluminación. Una de las ventanas de la cocina puede quedar integrada en una de las paredes que forma parte de la distribución en L. De este modo, la luz natural pone el foco de forma especial en la parte más importante de la estancia.

Y, a su vez, la perspectiva del paisaje exterior se funde con el interior como si fuese un cuadro. Un ventanal que se encuentra próximo al fregadero aporta las mejores vistas en la habitación. Una conexión con el exterior que aporta calma y tranquilidad.

4. Ganar espacio para la mesa

cocina-con-muebles-de-madera-oscura
Tal vez no sea posible integrar una isla o una península en la estancia. Sin embargo, la mesa es un mueble muy práctico para aquellas familias que disfrutan del tiempo en la cocina. Este puede ser el corazón de la vivienda y, para ello, debe estar perfectamente equipado con una mesa.

El diseño seleccionado puede colocarse junto a una de las paredes que no está decorada con otro tipo de mobiliario. Actualmente, existen formatos muy diferentes como, por ejemplo, los modelos extensibles. En ese caso, el tablero se amplía durante la comida o la cena, mientras que ocupa muy pocos centímetros durante el resto del día.

5. Orden visual

cocina-angular-en-estancia-grande
Como hemos indicado previamente, el mobiliario tiene la capacidad necesaria para mantener una buena organización en la estancia. Pero existen otros ingredientes que realzan de forma positiva el orden en el lugar. Por ejemplo, la prolongación de una encimera que une ambos lados de la cocina.

Del mismo modo, es posible realzar la simetría en la composición a través de detalles que se repiten. Los muebles inferiores y superiores reparten el peso de forma uniforme. Pero, además, no es imprescindible que el mobiliario se prolongue en la parte alta para aprovechar la perspectiva de las dos paredes. La composición final está perfectamente integrada por los muebles y electrodomésticos que crean una estancia cómoda y moderna.

Las cocinas angulares ofrecen una distribución clásica que realza la amplitud en estancias pequeñas. Y, por otra parte, pueden complementarse con una isla en un espacio abierto al salón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.