6 consejos para decorar un salón pequeño y acogedor

salon-bonito-y-elegante
El potencial de un salón pequeño y acogedor va más allá de los metros cuadrados disponibles. La belleza de ese espacio también se manifiesta en paredes y techos. Alimenta tu creatividad desde un punto de vista holístico, para transformar el lugar con una perspectiva integral. ¿Cómo decorar un salón pequeño y acogedor? Te damos algunas claves.

1. Conexión con la naturaleza

silla-junto-a-chimenea
Elige colores que propicien este efecto. El verde y el azul son dos de los colores que crean una agradable sensación de conexión con lo natural. Los tonos tierra, por otra parte, representan la esencia de la decoración otoñal. Y, sin embargo, una base de estas características es versátil y evoluciona con la llegada del invierno, la primavera y el verano.

2. Adorna la pared principal

cuadros-sobre-balda-de-madera
No todas las paredes tienen el mismo nivel de protagonismo en la estancia. La decoración puede ayudarte a dirigir la mirada hacia un punto concreto de la habitación. Las fotografías, los espejos, los cuadros, los relojes y otros adornos complementan la estética del lugar. Existen distintas formas de crear una composición bonita.

Por ejemplo, coloca varios cuadros en línea recta sobre una balda de madera. Varios marcos de diferente tamaño forman una bonita composición, como puedes ver en el ejemplo que mostramos en Decorablog.

3. Puertas con adornos de cristal

puertas-con-adornos-de-cristal
Las puertas del salón cumplen una función básica porque añaden la intimidad necesaria a una zona de encuentro. Además, el diseño seleccionado adquiere una visibilidad especial. Por ejemplo, una puerta blanca puede mimetizarse perfectamente con una pared de molduras en este acabado.

Existe un formato que resulta especialmente indicado para realzar la amplitud en un salón con pocos metros cuadrados. Las puertas con adornos de cristal dejan pasar la luz desde la otra estancia de la vivienda. A su vez, es posible observar aquello que se encuentra al otro lado. De este modo, la puerta crea una continuidad entre dos estancias, pero cada una mantiene su propia identidad.

4. El sofá: el gran protagonista

sofa-grande-en-el-salon
Existen distintos aspectos que diferencian a una estancia amplia de aquella que, por el contrario, tiene pocos metros cuadrados. Y, sin embargo, el confort es una prioridad esencial en cualquier escenario. La búsqueda del confort muestra la alineación que existe entre el espacio exterior y el bienestar individual.

Por ello, para decorar una estancia atractiva conviene realzar el nivel de protagonismo del sofá: el punto focal de la habitación. Un sillón de calidad aporta descanso y calma. Por otra parte, un diseño original realza el look del salón.

5. Añade profundidad a una de las paredes

espejo-tipo-ventana-en-el-salon
Por ejemplo, pinta una parte de la habitación en un tono diferente que marque un contraste con el resto. Por otra parte, también puedes añadir un espejo de tipo ventana que crea una sensación de apertura. Además, el reflejo embellece el lugar, ya que permite observar los matices del entorno desde otro ángulo. No existe una única manera de observar un salón pequeño.

Y la decoración, que admite múltiples composiciones, es un ejemplo de ello. Un papel pintado con un estampado original también puede realzar la presencia de una parte de la habitación.

6. Una pequeña alfombra

alfombra-pequena-en-salon
Una alfombra es un aislante térmico que, por tanto, ayuda a mantener la temperatura en el interior del salón durante la temporada invernal. Un complemento que, por otra parte, es muy decorativo y está presente en cualquier estilo. Una alfombra clara realza la luz en una estancia pequeña. Las medidas del diseño seleccionado deben estar en relación con el entorno. Una alfombra pequeña es clave para enmarcar visualmente la zona de estar.

¿Qué otros consejos de estilo quieres añadir para decorar un salón pequeño y acogedor?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.