7 propuestas de estilo para decorar la oficina

decoracion-de-escritorio
La decoración del despacho requiere de una atención especial. Un espacio que potencia el bienestar y la creatividad influye positivamente en la productividad. Es recomendable que la elección del estilo definitivo se alinee con tu propia preferencia personal. En Decorablog compartimos siete ejemplos que destacan por una estética única.

1. Minimalismo en la oficina

jarron-con-flores-sobre-escritorio-de-madera
El orden es uno de los componentes más importantes en la organización de un espacio de trabajo. Pues bien, la estética minimalista simplifica el mantenimiento del entorno, puesto que está integrado por pocos elementos. Una oficina minimalista refleja una premisa básica a través de su imagen: menos es más. Por ello, el mobiliario y los complementos han sido cuidadosamente seleccionados.

2. Rústico renovado en la oficina

despacho-de-estilo-rustico-renovado
El estilo rústico hace que una estancia sea muy acogedora. El predominio de la madera es clave para crear un ambiente cálido que aporta sensaciones agradables. Su estética se renueva por medio del uso de acabados claros que reducen el peso visual del mobiliario del despacho. Un escritorio de madera clara eleva la luminosidad en la zona de trabajo. Por otra parte, es un material que forma el binomio perfecto con el blanco.

3. Estilo nórdico minimalista en el despacho

decoracion-de-oficina-de-estilo-nordico-minimalista
Existen espacios que fusionan la esencia de dos propuestas de estilo que se complementan mutuamente. La simplicidad del minimalismo eleva el encanto del nórdico. Este último marca tendencia porque realza la amplitud y la luminosidad durante todo el año. Además, luce su mejor versión en despachos grandes, medianos y pequeños. El color blanco es un acierto seguro en una oficina que se viste con los rasgos más característicos de ambas corrientes decorativas.

4. Estilo moderno en la oficina

oficina-de-estilo-moderno
La elección del estilo del despacho no solo puede alinearse con el gusto personal, sino también con la imagen que el profesional quiere proyectar ante los clientes. Ten en cuenta que la estética de un espacio comunica una información inmediata que se percibe en la primera impresión. El estilo moderno ofrece una imagen actual.

5. Clásico moderno: la reinterpretación de la belleza atemporal

oficina-de-estilo-clasico-moderno
La búsqueda del estilo clásico es siempre un acierto puesto que posee una belleza que trasciende al paso del tiempo. El encanto de su estética permanece más allá del paso de los años. Sin embargo, la innovación es constante en el mundo de la decoración. Por ello, también es posible reinterpretar las propuestas más clásicas para unificarlas con otros detalles del estilo moderno.

El resultado final del proyecto da lugar a un entorno con mucha personalidad, puesto que el estilo clásico muestra una elevada atención al detalle. Es decir, es recomendable seleccionar piezas especiales.

6. Un despacho sofisticado, elegante y minimalista

despacho-sofisticado-y-minimalista
Existen despachos que son la expresión de la máxima elegancia. Transmiten una imagen lujosa en su justa medida. Es decir, se completan con la perspectiva minimalista que eleva la sencillez en el entorno. La fusión de ambos conceptos da lugar a estancias como la que puedes ver en la fotografía del post, a modo de inspiración.

7. Estilo contemporáneo en un despacho situado en la ciudad

despachos-de-lineas-rectas
Cada propuesta de estilo imprime un acabado único a un despacho con un aspecto totalmente personalizado. Finalizamos esta enumeración de ideas con la referencia a la estética contemporánea que es elegante, acogedora y discreta. Se caracteriza por el evidente predominio de muebles de líneas rectas. Es un estilo que se integra perfectamente en una estancia con grandes ventanales.

En ese caso, el interior conecta de forma directa con el entorno exterior. El ventanal comunica el inmueble con las espectaculares vistas de la ciudad.

Por tanto, existen numerosas propuestas para decorar la oficina. A todas ellas se suma, también, el estilo industrial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.