Alfombras en la escalera


Hay mucha gente que se decide a poner alfombras en las escaleras interiores de su hogar, algo que le da mucha vida a la decoración y que protege el suelo de las mismas, con lo que se estropeará mucho menos aunque tenga mucho trasiego. Puede parecer una tarea muy pesada e innecesaria, pero lo cierto es que tiene muchas ventajas, como la de que esa alfombra actuará como aislante del ruido. Toma nota de las ventajas de poner una alfombra en la escalera:

– Subir o bajar escaleras siempre será ruidoso, tengas tacones o no, y gracias a poner una alfombra eliminarás ese ruido.

– La alfombra actúa como amortiguador de golpes, evitando accidentes que de otra manera podrían ser perjudiciales. No es lo mismo tropezarte en una escalera que no tiene nada a hacerlo en una que está protegida por un tejido que amortiguará tu caída.

– Es una gran idea para la gente que le gusta ir descalza, no solo caminarás por una superficie protegida sino que la alfombra te dará calor y será mucho más suave que cualquer otro tipo de suelo.

– Si el suelo de la escalera es de mármol o piedra y vives en una zona fría deberías poner alguna para conservar el calor y que no haga tanto frío.

– Debes elegir con detenimiento el tipo de tejido que quieres, que irá en función del material con el que se haya hecho la escalera, especialmente para que su fijación pueda ser mucho mayor.

– Intenta que la alfombra encaje en la decoración del hogar, o que al menos no desentone mucho ya que aunque sea una parte un poco retirada de la casa, probablemente del salón, también será una de las que más tránsito tenga así que deberá formar parte del estilo total de tu hogar.

– Hay muchos edificios que las tienen en las escaleras comunes, una buena opción también para que el tránsito de vecinos no perturbe la tranquilidad de tu hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *