Alfombras orientales


Las alfombras son una idea estupenda para decorar, dar color, textura y hasta intimidad a cualquier estancia, especialmente al dormitorio, aunque también es utilizan mucho en el salón o el comedor, lugares que se visten muchísimo con este tipo de elementos. Entre los muchos tipos que hay, las alfombras orientales son de las más ligeras y también se colocan en las paredes, utilizándose únicamente como elemento decorativo.

A continuación te doy todos los tipos de alfombras orientales para que puedas saber cuál es la perfecta para tu hogar:

Alfombras caucásicas: Son originarias de las regiones que están entre el noroeste de Irán y el este de Turquía. Su mayor características es que son muy refinadas, elegantes y utilizan los colores básicos en sus diseños.

Alfombras chinas: Todas tienen adornos del Buda o motivos taoístas, como puede ser el dragón, yendo cualquier detalle en un fondo pálido y con diseños coloreados. Los colores que más se utilizan son el rojo, el azul marino, el marfil, el amarillo y el verde.

Alfombras persas: Aquí se incluyen también las famosas de Heriz, Sultanabad y Tabrid. Hay muchísima variedad de colores, dependiendo de la formalidad que quieras darle, pero casi todas tienen mucho colorido y pequeños dibujos. Son muy originales.

Alfombras indúes: Son de la región de Agra y de Amritsar y suelen ser, de todas las orientales, las que utilizan colores más suaves y un diseño menos rígido. Los diseños tienen un gran parecido con los de las persas pero son mucho menos cargados.

Alfombras turcas: Son originarias de las regiones de Hereke, Anatolia y Oushak, todas ellas en Turquía. Tienen un gran atractivo gracias a los colores que utilizan y tienen grandes diseños. Además, son muy versátiles y podrás utilizarlas para varias cosas.

Alfombras tibetanas: Son las que más me gustan porque las hacen a mano en Nepal y son de muy buena calidad, aunque también hay que decir que son un poco caras. Se elaboran con seda, lana o una combinación de ambos tejidos. Utilizan colores sólidos, diseños contemporáneos y siempre hay representaciones budistas o animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *