Calefacción por paredes radiantes


Todos hemos oído hablar de la calefacción por suelo radiante, pero los sistemas de paredes radiantes todavía son bastante novedosos y desconocidos en nuestro país. La calefacción radiante consiste en una serie de tubos o cables eléctricos colocados bajo el pavimento (de baldosa habitualmente) o dentro de las paredes e incluso los techos, que irradian calor de forma uniforme y muy agradable.

Las paredes radiantes son una opción excelente para casas en las que se va a realizar una reforma importante, ya que lo más costoso suele ser levantar los nuevos tabiques o abrir los ya existentes para colocar las conducciones. Los sistemas por tubos de cobre son especialmente indicados para este tipo de calefacción.

Según el Centro Español de Información del Cobre, las paredes radiantes funcionan a baja temperatura (unos 30º C) y permiten ahorrar energía, mejorando la eficiencia del sistema. Para que os hagáis una idea del ahorro que esto supone, sabed que por cada grado menos en la temperatura se ahorra un 6% en el gasto en calefacción. El cobre es un material idóneo para estos sistemas gracias a su conductividad térmica (casi mil veces mayor que la de los materiales plásticos) y a que apenas presenta pérdidas de energía. Otra ventaja de estos sistemas es que permiten aprovechar al máximo las fuentes de energía renovables como la solar o la geotérmica.

En este sistema, las conducciones están formadas por una red de tubos de cobre, flexibles e invisibles. Las paredes radiantes son una buena alternativa cuando no es posible instalar suelo radiante: por ejemplo, cuando bajo el suelo no hay suficiente espacio, si las estructuras no son muy resistentes o si vamos a colocar tarima de madera (este material no es buen conductor del calor). Hay dos métodos para instalar calefacción por pared radiante en nuestras casas: a base de módulos pre-ensamblados en distintos tamaños que se fijan a la pared y se revisten luego, o con un diseño en “forma de caracol”: en este caso, las tuberías van fijadas a las paredes (previamente aisladas) y después se revisten con yeso.

2 comentarios

  1. Hola que tal,
    Me gustaria saber mas acerca de este tema ya que estoy pensando en calefactar mi casa con este tipo de sistemas, pero me interesa conocer datos mas tecnicos en cuanto a materiales requeridos para el control total de temperatura y flujo del agua.
    Gracias

  2. Hola Marco Castillo,

    Lo más adecuado es utilizar tubos de cobre. Para más información te recomiendo ponerte en contacto con el Centro Español de Información del Cobre.

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *