Consejos para instalar una encimera en la cocina

encimera-cocina
Cuando se trata de reformar la cocina, es probable que no quieras encargar todas las tareas a un profesional para abaratar los costes de dicha reforma, que como seguramente ya sabrás suelen ser bastante costosos.

Una de esas tareas que puede recaer sobre ti es la instalación de la encimera, que como verás no es tan complicada como parece, si bien es cierto que hay que tener una serie de conocimientos y estar algo familiarizado con las herramientas que hay que utilizar. Eso si has descartado la opción de pintar la encimera o arreglarla en caso de estar estropeada.

¿Qué encimera me compro?

Antes de ponerte manos a la obra con la instalación de la encimera, es muy recomendable que elijas bien tanto el material como las dimensiones. Para las dimensiones basta con tomar medidas y comprar precios, que serán más o menos elevados en función de si te la tienen que cortar a una medida en concreto.

En lo que a materiales se refiere, verás que hoy en día existen muchas opciones que hacen que el precio varíe considerablemente, ya que no es lo mismo apostar por un material resistente que conformarse con un material muy económico cuya vida útil no es tan prolongada.

encimera-de-madera
Lo más habitual es que las encimeras sean laminadas, de madera, de granito o de mármol, aunque también las fabrican de acero inoxidable, con azulejos y con cuarzo compacto, que es un material que ofrece una gran durabilidad por el simple hecho de mezclar roca de cuarzo con resinas sintéticas. De hecho, hasta las hay con brillo, de piedra natural y tutti frutti. Piensa en el presupuesto que estás dispuesto a fijar como tope y toma una decisión en base a ello y en base al uso que le vas a dar (no es lo mismo cocinar para uno solo de vez en cuando que cocinar para una familia con tres niños todos los días).

Artículo recomendado: Materiales recomendables para la encimera.

Desmontaje de la encimera antigua

Lo primero que hay que hacer es cerrar la llave de paso del agua. Acto seguido podrás desmontar el fregadero desenroscando los latiguillos del agua (de la fría y de la caliente). También hay que desmontar el sifón de la válvula del fregadero y quitar todo tipo de accesorios y embellecedores, además de los copetes y las piezas que los unen (si es que los hay).

¿Qué más? Quitar las grapas que sostienen el fregadero y la placa de la cocina, para lo que es muy importante apagar el interruptor de corte en el cuadro general antes de ponerse a desconectar cables. También es probable que tengas que quitar algunos tornillos para extraer la encimera, algo que tendrás que hacer con mucho cuidado y con ayuda, sobre todo si es de un material pesado y de unas dimensiones generosas.

tomando-medidas-encimera

Montaje de la nueva encimera

Como es lógico, lo primero que tendrás que hacer es toma medidas. Apunta los centímetros que miden los muebles y cuenta que la encimera debe sobresalir unos tres centímetros para que sobresalga por la parte frontal del mueble. Si hay dos lados vistos, como sucede cuando se trata de una isla, tendrán que sobrar tres centímetros por cada lado.

Marca por dónde deben ir las líneas de corte en la nueva encimera y utiliza una sierra circular para dejarla en el tamaño que deseas. Para ello te vendrá muy bien utilizar una guía de corte, ya que de lo contrario correrás el riesgo de equivocarte. Como consejo, es mejor que empieces a cortar por la parte curva, que es la visible, ya que la parte trasera es la que puedes retocar al final sin miedo de que el acabado no sea perfecto. No olvides colocarte guantes, gafas y una mascarilla para protegerte mientras cortas la encimera.

Las medidas del fregadero y de la placa de la encimera son indispensables para crear los huecos pertinentes. Tendrás que medir el largo y el ancho teniendo en cuenta que hay que cortar un centímetro y medio de más para facilitar la instalación, a menos que estés trabajando por el lado que no se ve.

preparacion-encimera
Taladra las esquinas con una broca lo suficientemente gruesa (más gruesa que la hoja de corte de la caladora que utilizarás para serrar el tablero).

Haz los cortes pertinentes con la sierra de calar y cuando hayas terminado presenta el tablero sobre los muebles de la cocina asegurándote de que queda pegado a la pared o a las paredes, dependiendo de si es esquinero o no. Atornilla la encimera por varios puntos empleando tirafondos de 30 milímetros siempre y cuando el grosor de la encimera no sea inferior a esos 30 milímetros.

Coloca el fregadero y la placa de la encimera con silicona o con grapas y comprueba que el agua no se filtra por ninguna parte. Coloca un canto metálico para sellar la encimera por los laterales utilizando silicona y encárgate de los copetes de ser necesario. Lo mismo se puede decir de las partes embellecedoras de los copetes.

agujeros-encimera
Cuando la encimera esté instalada, recuerda que hay que volver a poner en marcha las conexiones eléctricas y abrir la llave de paso del agua después de colocar el sifón y conectar los latiguillos del grifo que habíamos retirado anteriormente.

Artículo recomendado: 10 errores que deberías evitar si vas a reformar la cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *