Casa rústica en Cataluña


Nos vamos hasta Cataluña para disfrutar de una de esas casas rústicas que todos querríamos tener para desconectar del ajetreo de la gran ciudad. Está situada en el Priorat y ha sido diseñada por Minim Estudio de Interiorismo, un estudio de diseño con sede en Barcelona.

La casa lo tiene todo para ser cálida y acogedora. Las paredes son principalmente de piedra y la madera juega un papel fundamental. Hay unas escaleras que sirven para conectar sus dos pisos y tampoco hay que olvidarse de la bodega. El vino es el producto estrella de esta región y eso es algo que se nota.

El toque de color lo podemos encontrar en complementos como por ejemplo la alfombra de color lila, mientras que el sofá y las sillas también aportan algo de vida rompiendo con la monotonía.

Para más información podéis visitar minim.es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *