Cómo dar ritmo a la decoración de interiores

mesa-de-madera-con-sillas

El ritmo es un concepto que no solo es importante en el lenguaje musical, este concepto es muy utilizado en la decoración de interiores. Este concepto en su significado práctico es el que completa la imagen de conjunto de un hogar en el que los distintos elementos tienen una sintonía, es decir, existe una unidad coherente en la composición utilizada para dar forma a una estancia. Existen lugares de la casa que son más vulnerables por el riesgo de una decoración con falta de ritmo. El pasillo es un ejemplo de lugar en el que puede producirse el efecto de un contexto monótono. ¿Cómo dar ritmo a la decoración de interiores? En Decorablog te damos algunas ideas para lograr este efecto. ¿Qué fórmulas puedes utilizar para crear esta cualidad?

Simetría para dar ritmo a la decoración

cuadros-en-el-salon

Existen distintas formas de estructurar el espacio. Una de las más frecuentes es aquella que aporta la perfección de una propuesta de decoración en la que existe un esquema simétrico. Uno de los ejemplos más claros de simetría se ubica en el dormitorio con una cama que tiene los mismos detalles decorativos a cada lado. La simetría también puede ser el punto de vista que da forma a una composición de cuadros vinculados entre sí por esta referencia simétrica.

Iluminación

Un espacio no solo puede cambiar completamente a partir de la gama cromática elegida para vestirlo, sino también por medio del plan de iluminación empleado para esta estancia. De hecho, un ejemplo de cómo dar ritmo al pasillo, una estancia que hemos mencionado anteriormente, es añadir movimiento a este lugar de paso a través del tipo de iluminación empleada.

Unidad

decoracion-de-dormitorio-grande

La decoración cuenta una historia. Incluso cuando utilizas distintos estilos de decoración para crear tu casa, es conveniente que no pierdas de vista esta perspectiva de unidad. Si la decoración expresa información visual, ¿existe una lógica en la composición empleada para dar forma al salón, por ejemplo? Una suma de distintos estilos decorativos da como resultado un espacio ecléctico. Pero cada detalle tiene sentido en ese conjunto.

Crea ritmo a través del color

cocina-decorada-de-color-gris
El color como materia prima es un ingrediente imprescindible para potenciar este arte creativo de añadir ritmo a la decoración. El estilo nórdico, por ejemplo, puede darte una idea de tendencia que añade este ritmo a través del color de los complementos en contraste con una base más neutra. Por ello, puedes dar ritmo a la decoración del hogar a través de un cambio en los complementos con la llegada de una nueva estación que trae nuevas sensaciones.

También puedes añadir ritmo a la decoración del hogar al seleccionar un binomio cromático complementario como ocurre con el ejemplo del blanco y negro, una propuesta que siempre es tendencia y que evoluciona perfectamente.

Para crear ritmo en la decoración del hogar es especialmente importante que potencies la esencia de estancias que tienen la característica principal de la versatilidad. Esta versatilidad refuerza la adaptación al cambio en un hogar que por sus circunstancias va a experimentar novedades a lo largo del tiempo. Una decoración de este tipo aporta ritmo porque es más fácil actualizar esta imagen sobre la base previa.

El principio del ritmo es uno de los aspectos clave en el interiorismo. Cuando falta ritmo, falta algo a la decoración, por muy bonitos que sean los detalles que componen ese lugar. El ritmo no surge por sí mismo de la nada, no es fruto del azar, tienes que crearlo. Y algunas de estas ideas pueden ayudarte a lograr este objetivo de sumar creatividad y perspectiva a una casa que forma parte de tu historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *