Cómo elegir y colocar las alfombras según el Feng Shui

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Alfombras Feng Shui 3
El suelo es un elemento del hogar importante para el Feng Shui, pues se asimila a los cimientos de la vida. Es por ello que ha de ser sólido, firme, estable, para que no haya altibajos que puedan afectar al correcto devenir del día a día. Por eso, a la hora de escoger las alfombras siguiendo estas doctrinas es necesario fijarse en el diseño, la forma, el color y los materiales. A continuación te contamos cómo elegir y colocar adecuadamente una alfombra según marcan las directrices de esta filosofía.

Los colores

El suelo es un elemento tierra, es la manera en la que nos asentamos y enraizamos. Por este motivo, las tonalidades que recuerden a ello, como beiges, naranjas, marrones… son apropiadas para las alfombras que quieres poner en tu hogar. También deberán guardar relación con el resto del mobiliario, por ejemplo, creando contrastes en tonos complementarios a los de los muebles. Si quieres conseguir eficiencia en lo que hagas, pon una alfombra blanca ubicada en el noroeste, oeste o norte de la habitación.

Alfombras Feng Shui 1

Estampados que debes escoger

Evita los estampados con figuras geométricas demasiado angulosas, muy abstractos o muy elaborados. La energía se confunde y puede representar inseguridad y problemas al hogar. Lo ideal es que sean diseños que inviten a la armonía, sencillos. El Feng Shui tampoco permite colocar alfombras elaboradas con piel de animal ya que atraen la energía de la muerte.

Los materiales

Respecto a los materiales más adecuados para una alfombra, según el Feng Shui, la elección se decantará hacia los orgánicos, como lana pura y fibras vegetales. Cuanto más frondosas y gorditas, mayor sensación de comodidad y bienestar ofrecerán a tus pies. Las de fibra sintética, por el contrario, se llenan de energía estática y no resultan confortables, acogedoras ni cómodas. Recuerda que es importante comprar alfombras que no hayan sido mostradas ni pisadas por otras personas.

Cómo colocar las alfombras

Las alfombras sirven para aportar calidez a estancias o ambientes fríos. En el dormitorio, se aconseja colocar una en ambos lados de la cama, de este modo, cuando te levantes, la sensación de pisar sobre ella será muy agradable y te ayudará a despertarte con muy buena energía. En el hogar, las alfombras se convierten en elementos que proporcionan equilibrio y canalizan las energías Yin y Yang dentro de la casa.

Las formas

Las alfombras cuadradas son del elemento tierra, las rectangulares, de madera, y las redondas, de metal. Para que la vivienda se equilibre gracias a la colocación de alfombras, puedes optar por las cuadradas, que aportan sensación de estabilidad. Las redondas simbolizan paz y las puedes poner en esos lugares a los que quieres transmitir serenidad y sosiego (dormitorios, salones…), las rectangulares se relacionan con la parte más intelectual, son buenas para pasillos o despachos, también las cuadradas.

La alfombra en función de cómo sea la habitación

Otra manera de escoger la mejor alfombra es colocarla según sea la forma habitación donde vaya a estar ubicada, para que el equilibrio sea mayor. Según esto, las rectangulares serán las escogidas en la mayoría de los casos frente a las ovaladas o redondas, pues generalmente éstas no serán las formas que tenga la estancia…

Alfombras Feng Shui 2

Nunca en la pared

El Feng Shui determina que una alfombra nunca deberá estar colgada en la pared. Puede ocasionar un aumento de la energía negativa en el hogar, sobre todo si decides colgarla cuando ya mucha gente ha pisado sobre ella, y mucho más importante cuando la alfombra es antigua y no sabes ni de dónde proviene… La alfombra es para el suelo, y en el suelo debe estar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *