Cómo limpiar las juntas de los azulejos

Share on Facebook16Tweet about this on Twitter4Share on Google+0

limpiar-juntas-azulejos1
Cualquier objeto de tu hogar puede convertirse en un lugar ideal para que bacterias peligrosas para la salud se desarrollen. Por eso, es importante prestar atención a la higiene de todo la vivienda. Eso sí, hay dos zonas que exigen un mayor esfuerzo a la hora de limpiar: el cuarto de baño y la cocina. Estas dos estancias se caracterizan por ser lugares húmedos y cálidos, así que es más fácil que las bacterias proliferen.

Como bien sabes, los azulejos suelen estar presentes en este tipo de estancias. Esto se debe a que tienen una función aislante y protectora, y a que son más fáciles de limpiar que otras superficies. En Decorablog ya te hemos contado cómo limpiar los azulejos, pero hoy queremos entrarnos en unas partes del baño y la cocina que suelen pasar desapercibidas: las juntas. Si no las limpias de forma regular, estas estancias nunca llegarán a estar relucientes. A continuación te contamos cómo hacerlo. ¿Nos acompañas?

Por qué limpiar las juntas de los azulejos

Antes de explicarte cómo puedes limpiar las juntas de los azulejos, queremos contarte por qué es tan importante realizar esta tarea. Así, debes saber que con el paso del tiempo la pasta con la que se rellenan estos huecos se desgasta. Además, hay que tener en cuenta que el polvo y otras sustancias hacen que ésta se ensucie. Eso sí, lo más importante es que en los poros de esta pasta crecen hongos y bacterias que pueden resultar peligrosos para la salud.

limpiar-juntas-azulejos

Limpiador específico

Son muchos los métodos de limpieza que puedes emplear para las juntas de los azulejos, pero en todos los casos es mejor que primero limpies las baldosas para retirar el polvo acumulado y, así, dejar las juntas al descubierto. Tras este paso, puedes optar por aplicar un limpiador específico para juntas. Si te decantas por esta opción, deberás procurar que el producto cubra toda la superficie. Si ves que las juntas absorben el limpiador, deberás aplicar más. Una vez haya pasado media hora, te recomendamos utilizar un cepillo de cerdas duras para retirar el producto. Después, tendrás que enjuagar el suelo o la pared con agua y dejar que se seque.

Con otros productos

Si no tienes limpiador específico para juntas, debes saber que hay otros productos que también pueden servirte. Por ejemplo, puedes utilizar bicarbonato de sodio, mezclándolo con agua hasta formar una pasta. A continuación, tendrás que untar el cepillo en el resultado e ir frotando sobre las juntas. Si alguna zona no queda lo suficientemente limpia, puedes usar un cepillo de dientes mojado en vinagre y frotar de forma enérgica. Para acabar, solo tienes que aclarar con abundante agua. Otro producto que puedes usar es la lejía, aunque antes deberás asegurarte de que la superficie no va a perder el color. Si no es el caso, te recomendamos mezclarla con agua, aplicar la solución en las juntas y dejar actuar unos 10 minutos. Luego solo tendrás que aclarar. También el amoniaco y el salfumán pueden ser buenos aliados para limpiar las juntas.

limpiar-juntas-azulejos2

Mantenimiento

Limpiar las juntas de las baldosas es una tarea bastante dura, así que te recomendamos realizar un mantenimiento regular de estas zonas para no tener que darte una “paliza” cada vez que te decidas a limpiarlas. Así, es importante que ventiles la cocina y el baño cada día, ya que la humedad influye mucho en la suciedad de estas zonas. Además, es recomendable que dejes la puerta abierta cuando vayas a utilizar el agua caliente para que no se concentre el vapor. Por otro lado, es recomendable que pases una esponja con agua y jabón por las juntas, al menos, una vez al mes.

Artículo recomendado: Consejos para limpiar las paredes de casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *