Consejos para barnizar madera


La madera es un material que resiste muchísimo el paso del tiempo, siendo además un material natural que no es perjudicial para el medioambiente. Es también uno de los más bonitos que puedes utilizar en tu hogar ya que es muy versátil y puedes utilizarlo tanto en el suelo como en muebles o complementos decorativos.

Como cualquier cosa en esta vida, necesita una serie de cuidados para poder durar mucho más tiempo y lucir siempre como nueva. Una de las cosas que conviene hacerle a la madera de vez en cuando es barnizarla, especialmente para que recupere su brillo original. Se trata únicamente de aplicar un producto, el barniz, que permitirá que la madera brille más y que esté protegida de diversos agentes externos y del paso del tiempo.

Todos los tipos de madera suelen venir de fábrica con un barniz que le dará mayor durabilidad y protección, evitando especialmente las grietas, roturas, polillas o carcoma. Existen dos tipos de barnices para madera: los sintéticos y los acrílicos. Con el barniz sintético puedes conseguir un acabado brillante o mate, son incoloros y en unas 3-6 horas ya estará la superficie seca. En cuanto al barniz acrílico, es mucho más flexible que el sintético y lo hay tanto en acabado brillante como en satinado, siendo además ideales para muebles de exteriores, ya que son mucho más resistentes.

Para barnizar un mueble de madera, lo primero que tienes que hacer es lijarla para que quede la superficie uniforme, lo que hará que el resultado del barnizado sea mucho mejor. Después de lijar (siempre con una lija especial para madera), hay que eliminar el polvo que queda y dar la primera capa de barniz con un pincel. Aunque se suele secar como mucho en 6 horas, es recomendable esperar un día para ver mejor el resultado y así saber si necesita otra capa de barniz o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *