Construir una escalera de madera


El otro día escribí un artículo sobre la seguridad en las escaleras de interior y hoy me gustaría hablar también de ellas pero dando unos cuantos consejos para poder construirlas tú misma. Si quieres cambiar las escaleras de interior o si vas a construir una estancia en un altillo y necesitarás unas, construir este tipo de escaleras, con ciertos requisitos, no es una tarea muy complicada.

La seguridad es el primer factor que tienes que tener en cuenta, y para conocer todos los detalles pásate por el artículo que te decía al principio. Toma nota de estos consejos para construir escaleras de madera:

– Las escaleras tienen que conservar siempre una estructura inclinada, aunque la pendiente que tengan variará en función del espacio disponible. Tienen que tener una viga que soporte los peldaños para que la escalera pueda mantenerse sin riesgo de tortura. Esa viga puede ser inclinada, recta o curva (según vaya a ser la escalera) y ser de madera maciza, laminada o microlaminada, aunque suele forrarse con el mismo material que el resto de la escalera.

– En cuanto a los peldaños, su forma varía en función del tipo de escalera que quieras construir. Los más comunes son los rectos o los que tienen forma curvada, y al igual que la viga pueden ser de otras maderas que no sean la maciza. Tiene que haber una viga que soporte cada peldaño para que sea seguro.

– Otro elemento importante es el descansillo, que se construye cuando hay varios tramos de escaleras y son para poder descansar un poco después de varios peldaños. Si los pones, pueden ser en tramos rectos, esquinas o transversales, y siempre coincidiendo con un cambio de sentido o cuando haya que girar.

– Pero si hay un complemento indispensable, sin duda es la barandilla, que además es obligatoria y tiene que ir en la parte de la escalera en la que no haya pared para que sea segura en toda su longitud.

– Para construir la escalera, los trazados más comunes son rectos o curvos. Para hacer el trazado tienes que hacer primero el dibujo de la escalera para saber cómo va a quedar y luego ir poniendo las piezas de la madera calculando el número de peldaños necesarios.

– El apoyo entre la huella y la contrahuella (las dos partes del peldaño) ha de quedar bien fijado para que no se produzcan crujidos al pasar. Atornilla ambos elementos desde la parte superior, es el método más eficaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *