Crear un rincón de lectura


Leer es uno de los grandes placeres de la vida y un hobby que nos relaja y culturiza. Desgraciadamente, la vida diaria que llevamos, estresados y sin tiempo para nada deja relegada esta actividad al rato que viajamos en metro o en autobús y a un ratito antes de dormir, momento en el que casi siempre nos quedamos dormidos. Sin embargo, si dejáramos de ver la tele algo menos seguro que sacábamos un ratito al día para la lectura. Y seguro que la actividad se nos hace mucho más agradable si nos creamos en nuestra casa un “rincón de lectura”, ese lugar apartado y tranquilo donde leer.

Un rincón de lectura debe ser un sitio donde estemos a gusto. En primer lugar es muy importante que no sea un sitio ni muy caliente ni muy frío dentro de la casa. Localizar este sitio justo al lado de la ventana o muy cerca del aire acondicionado o del radiador no es muy buena idea.

También es muy importante encontrar una butaca o sillón donde leer. Si podemos hacerlo medio recostados estaremos mucho más confortables y la lectura será muy agradable. Sin embargo no es conveniente estar totalmente tumbado porque corremos el riesgo de dormirnos. Si vamos a pasar bastante tiempo leyendo es aconsejable tener un sillón con reposapiés o una butaca auxiliar para apoyarlos.

Quizá lo más importante de un rincón de lectura es la iluminación. Si tenemos la suerte de poder con luz natural mucho mejor, pero como casi todos leemos al llegar del trabajo necesitamos la presencia de una lámpara. Un sitio mal iluminado nos producirá cansancio ocular y es posible que pronto nos duela la cabeza. Lo mejor para iluminar un rincón de lectura es una lámpara de pie con luz difusa, utilizando bombillas de 100 a 150 vatios. Es importante que la luz venga desde arriba y evitar que nuestros brazos o cabeza nos hagan sombra sobre el libro.

Por último, para acompañar el momento de lectura se puede colocar una mesita auxiliar con un pequeño “piscolabis”. Si no se tiene mucho espacio, la mejor opción es una mesita plegable en forma de aspa o un carrito. También se puede colocar cerca un equipo de música. Eso sí, el momento de lectura es individual y es posible que a cada miembro de la casa le guste de una manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *