Decoración de habitaciones de princesas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

princesasrosa
Que no falte el rosa ni la magia. Así puede ser, en líneas generales, la decoración de habitaciones de princesas, una forma de vestir el dormitorio de una niña enamorada del mundo de los castillos. Pero hay mucho más. Deberás poner atención a los tejidos, a los juguetes y a los complementos, pero no te preocupes porque te lo cuento todo a continuación. Déjate llevar a un mundo recóndito donde las más pequeñas de la casa podrán vivir como si estuvieran en un cuento…

Un palacio propio

Muchas niñas sueñan, cuando son pequeñas, en ser unas auténticas princesas. Disfrutan de los dibujos animados en los que estos personajes son los protagonistas y a través de su dormitorio será posible crear un palacio propio donde puedan echar a volar su imaginación y disfrutar de un entorno lleno de ensueño. Puede ser más o menos extravagante o más o menos elegante, mi opinión siempre es apostar por la sutileza, sin pasarse, aunque existen hasta camas en forma de carroza o incluso de castillo.

princesas3

Los colores

No cabe duda de que una habitación de princesas debe brillar en tonos rosas. Es símbolo de feminidad y dulzura pero puedes utilizar otros como el blanco, los morados claritos, verdes, grises con toques de color… Predominantemente tonalidades pasteles. Puedes hacer que toda la habitación sea de ese color o apostar por un tono neutro como base e introducir detalles en tonos más fuertes. Aunque casi siempre, si pensamos en habitaciones de princesas, nos vendrán a la cabeza estancias con edredones, cortinas, armarios, y casi todo, en tono rosa, ¿verdad?

Los muebles

Los muebles pueden ser de este color o puedes ponerlos blancos con detalles en rosa o en otra tonalidad, o de madera, o con algún vinilo decorativo alusivo a las princesas. Tienen aires siempre románticos, pueden ser con estética vintage o decapados, por ejemplo. La cama es el punto focal de este tipo de dormitorios, y las posibilidades son muy amplias y pueden ser muy decorativas. Desde con forma de carruaje, hasta camas con mucho dosel y formas muy curvas y románticas. También puedes jugar con el cabecero y colocar uno que tenga forma de castillo, por ejemplo, bien un vinilo o uno con relieve… Y que no falte un tocador.

La decoración

La decoración de una habitación de princesas puede darte mucho juego. En el caso de que le guste alguna princesa en concreto, puedes hacer que todo gire en torno a ella: el edredón, cojines, imágenes en las paredes en fotos o vinilos, material escolar también sobre esa princesa, lámparas… Las princesas Disney, por ejemplo, ofrecen muchas posibilidades sobre ello pues en el mercado encontrarás un montón de accesorios y elementos decorativos alusivos a ellas. Si le gusta el mundo de las princesas más en general, puedes incluir elementos como flores, peluches, hadas… En cualquier caso, encontrarás muchas alternativas muy especiales.

Toques románticos

Las habitaciones de princesas rezuman dulzura y encanto. Si quieres optar por un estilo menos recargado y muy romántico, escapa de tanto rosa y crea una habitación con, por ejemplo, muebles con estilo parisino o shabby chic en tonalidades pastel. Seguro que las más pequeñas se encuentran en estas estancias como auténticas princesas de cuento, aunque no tenga que haber una decoración tan evidente sobre el tema.

princesa2

Zona de juegos

Coloca muebles auxiliares como baúles o cómodas para guardar sus juguetes, y hazlo siguiendo esta estética romántica y dulce. En la medida en la que tengas espacio suficiente para ello crea una zona de juegos donde puedan desarrollar su imaginación y disfrutar de momentos divertidos con sus muñecas. Es su propio cuento de hadas…

Artículo recomendado: Dormitorios infantiles en blanco y rosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *