Encuentra el cuadro ideal para tu salón

cuadro-salon
El salón es, probablemente, la estancia más compleja e importante en lo que respecta a la decoración del hogar. Es el espacio en el que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo de relax y el lugar en el que recibimos a nuestras visitas en casa. Cosas que en un principio parecen sencillas como, por ejemplo, la elección del cuadro que irá sobre el sofá, no lo son tanto si se quiere conseguir un espacio con armonía. Por eso, queremos darte una serie de consejos que te resultarán de mucha ayuda al respecto.

Tips para elegir correctamente el cuadro para el salón

Hoy en día, encontrar una pintura que nos guste y que encaje a la perfección con el resto de la estética del salón puede convertirse en una tarea complicada. Sin embargo, estos consejos te serán de mucha ayuda para hallarlo:

Los tonos de la pintura y el marco deben ir a juego con el sofá. La variedad de tamaños, materiales, colores y estilos es prácticamente infinita. Es evidente que los tonos han de encajar adecuadamente con los de la pared, las cortinas y el resto de los muebles, pero que combine con los del sofá es lo más importante. Él es el auténtico protagonista.

Respeta las medidas del sofá. Bajo ningún concepto el cuadro debe poseer un ancho mayor que el del sofá. Por lo general, se establece en decoración que debe haber entre 15 y 20 cm de separación entre el cuadro y él.

No te conformes con un solo cuadro. ¡Pero, ojo! Con esto no queremos decir que un solo cuadro no pueda quedar genial sobre tu sofá. Por ejemplo, puedes adquirir dos o tres que conformen un conjunto y colocarlos en paralelo o de forma irregular.

Busca el contraste con los demás elementos del salón. Al menos, en términos de color. Por ejemplo, si los muebles de la estancia destacan por tener tonalidades oscuras, apuesta por un cuadro en el que los colores claros sean los protagonistas. Y, si en ellos predomina el blanco o el beige, al contrario.

Además, para realizar todo esto y colgar el cuadro que hayas elegido, no hace falta realizar agujeros en la pared con un taladro por muy grande que sea. Basta con contar con un buen adhesivo capaz de soportar el peso del cuadro.

Así, tras lo dicho, queda claro que tener un estilo bien definido en mente es clave para elegir adecuadamente el cuadro que irá encima del sofá. De hecho, es algo básico para decorar y amueblar toda la casa. La clave está en saber combinar estos consejos con tu propio gusto personal.

Fotografías familiares para decorar la pared del sofá

¿Sigues sin tenerlo claro? No te preocupes, elegir un cuadro para el sofá no es fácil. Por ello, puedes apostar también por una opción diferente. Hablamos, en concreto, de realizar un mural con fotografías que tengas de tus hijos, de tu pareja y/o de otros miembros de tu familia o amigos. Esto te permitirá dar a tu hogar un ambiente mucho más personalizado, íntimo y acogedor.

En definitiva, sabemos que la elección del cuadro que adornará la pared en la que situarás el sofá no es fácil. Pero, si tienes en cuenta nuestros consejos y eliges uno que respete las medidas de ancho, que posea tonos que combinen con él y, a la vez, hagan contraste con los que protagonizan el resto de la estancia, tendrás muchas papeletas de acertar. Se trata de criterios básicos y fáciles de aplicar que también debes tener en cuenta si apuestas por colgar más de un cuadro o si te animas a decorar ese espacio con fotografías de tus hijos y del resto de tu familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.