Errores frecuentes al decorar un hogar


Pese a que ya os hablamos de varios errores en la decoración hace cosa de 9 meses, hoy volvemos a hacer hincapié en algunos aspectos que no debéis dejar pasar por alto. Decorar una casa con gusto no es nada fácil, por lo que hay que tener en cuenta una serie de errores que se pueden evitar prestando un poco de atención a los siguientes puntos:

Sacrificar la decoración por el confort: Hay muchas personas que se dejan llevar por el entusiasmo a la hora de decorar una casa, sin pensar que lo principal es el confort, pues es lo que nuestro cuerpo va a notar más con el paso de los años. Esto suele suceder mucho con sofás. Seguro que habrás visto algunos modelos que estéticamente son una maravilla pero que no te acaban de convencer en cuanto a comodidad. Piensa que lo fundamental es que cuando llegues a casa después de una dura jornada de trabajo encuentres el relax junto a los tuyos.

Elegir el color de la pintura viendo una pequeña muestra en un catálogo: En muchas ocasiones vamos a una tienda de decoración a por pintura y nos tenemos que decidir por un color para las paredes. Desgraciadamente, quien nos atienda sólo podrá mostrarnos los colores disponibles por catálogo, a no ser que tenga alguna pared del establecimiento pintada con el color que nos gusta. Hay que pensar que muchas veces los colores de los catálogos no tienen nada que ver con los que se reflejan en una pared de varios metros cuadrados. Antes de arriesgarte intenta, pintar en un cartón grande para ver cómo queda tanto con luz como sin luz.

Otra persona decide por ti: Tu casa es tu casa, nadie tiene que decidir por ti. Cada persona es un mundo y cada uno tiene sus gustos y preferencias. Tú tienes que decidirte por lo que a ti te gusta, nadie tiene que hacerte cambiar de idea a última hora. Siempre es bueno pedir ayuda y consejo, pero nunca hay que renunciar a lo que uno quiere. Al cabo de un tiempo puedes arrepentirte de ello.

Apostar por lo simple por miedo a fracasar: Mucha gente decide decantarse por los colores clásicos de toda la vida para no cometer un error. Sin embargo, el error muchas veces puede ser decidir pintar todas las paredes de blanco y renunciar a otros colores más llamativos que seguro que le darían un toque alegre a tu estancia. Recuerda que para la decoración de un hogar tienes que tener personalidad, no tienes que tener miedo al qué dirán.

No tener en cuenta la psicología de los colores: No hay que creerse que con un color rojo en todas las paredes de la habitación conseguiremos crear un ambiente relajante. Lo ideal para eso es optar por colores como el verde o el azul. El rojo o el amarillo son más bien colores cálidos. Además, recuerda que el negro resta luz a las estancias, lo que siempre desencadena en una pérdida de espacio visual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *