Sillón tapizado con peluches


Los peluches son un elemento indispensable en toda habitación de un niño pequeño. Les ayudan a superar sus temores, les acompañan a la hora de dormir y les dan mucha seguridad. Por eso, os queremos enseñar a fabricar un sillón hecho a base de peluches, toda una gozada para nuestros hijos.

Lo que tenemos que hacer es simplemente coser con fuerza los lomos de los peluches a la tapicería de la butaca. Sin abusar de peluches, el sillón tiene que ser lo suficientemente confortable y ligero, pareciendo que éstos quedan suspendidos en el aire, de modo que sólo podemos ver las patas de tubo de acero.

Sin duda, una manera económica y original de conseguir tener un sillón ideal para la habitación infantil de vuestro hogar. Vuestros hijos os lo agradecerán.