Galvanización para evitar el óxido


El otro día hablamos del mantenimiento de los muebles de exterior. En esta ocasión trataremos los muebles de hierro y verjas de acero que pueden presentar problemas de oxidación.

Para la protección de estos metales y hacer frente a la corrosión que experimentan estos materiales cuando se exponen a la atmósfera, las aguas y los suelos, es muy eficaz someterlos a un proceso de galvanización. Consiste en sumergir las piezas en caliente en un baño de zinc fundido a 450ºC, lo que permite la formación de un recubrimiento de zinc sobre los metales, así conseguiremos una mayor resistencia a los golpes, abrasión y corrosión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *