Gresite dorado para las paredes


El gresite es un revestimiento que ha vivido todo tipo de épocas: desde los años 70, cuando hizo furor y muchísimas fachadas (e interiores) se revestían con pequeños mosaicos de vidrio, hasta los ochenta y principios de los noventa, cuando pasó de ser la estrella a ser aborrecido y denostado. Afortunadamente, esos tiempos quedan atrás y ya hace más de diez años que el gresite vuelve a formar parte de la decoración. Eso sí: su empleo es bastante más fino y elegante que en los años del pop…

Un buen ejemplo es la foto que encabeza el post. Como podéis ver, el gresite no solo es adecuado para zonas húmedas como cocinas o baños, sino que también queda muy bien en paredes de salones. Y si además escogemos un diseño combinado con piezas color oro, el resultado será al mismo tiempo elegante, moderno y lujoso.

Para todo tipo de estilos

En la fotografía aparece una pared revestida con mosaico de la firma Hisbalit: blanco combinado con piezas acabado oro. La idea de la firma es escoger un dibujo geométrico, mejor si está inspirado en los diseños más clásicos (romanos, renacentistas…), y combinarlo con el fondo blanco o claro para crear una pared que es casi una obra de arte. Gracias a esta combinación podemos conseguir paredes estilo vintage, retro, pop, clásicas o exóticas, que fusionadas con una decoración minimalista crearán un contraste insuperable.

Otra opción es revestir sólo alguna pared de las estancias: quizás la que está tras el sofá, un rincón especial, la zona de la ducha o la bañera, el salpicadero de la cocina… Lo bueno que tienen estos revestimientos es que son muy versátiles y admiten mil y un diseños, pudiendo personalizarlos al máximo como si de un lienzo y un pincel se tratase. Los mosaicos de Hisbalit son una excelente elección y además son ecológicos: está realizados 100% con vidrio reciclado y reciclable, para conseguir su integración en entornos naturales al tiempo que respetan el medio ambiente. Podéis encontrar más información sobre los productos de la marca en la web de Hisbalit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *