Ideas para baños de inspiración zen


Sí, lo reconozco: los cuartos de baño que aparecen en estas fotos no los tiene cualquiera. Son espacios muy amplios con equipamiento de primera calidad, modernos, cómodos y en definitiva, espectaculares. Pero eso no quita que podamos sacar una serie de ideas de ellos con las que convertir nuestro baño en un recinto idóneo para la relajación, la meditación y el disfrute del fluir del agua.

Acertar con los colores, los textiles y los complementos nos ayudará a que nuestro cuarto de baño se parezca un poco más a éstos… ¿Les echamos un vistazo?

Piedra y madera


Los materiales naturales son los más indicados para conseguir un estilo zen en nuestro baño. La piedra natural en las paredes es un acierto, pero si no nos llega el presupuesto siempre podemos colocar baldosas mates que se inspiren en ella o forrar la pared con un friso de lajas de piedra sintética. Otra buena opción es pintar las paredes con una pintura con un acabado similar al de este material. En cuanto a la madera, los troncos y las ramas sin desbastar quedan perfectos: aprovecha una excursión al campo para hacerte con varias ramas, cortezas con musgo, trozos de troncos y piñas con los que crear bodegones.

Minimalismo relajante


También es posible crear un ambiente zen con revestimientos y muebles modernos. Recuerda que la máxima “menos es más” también se aplica a los ambientes donde se lleva a cabo la meditación. Si crees que un baño como éste, en una austera combinación de blanco y negro, es demasiado básico para ti, prueba a alegrarlo con ramas de bambú verdes en jarrones altos de cristal, velas aromáticas y esteras de algas. En las siguientes imágenes encontrarás otras propuestas, y seguro que de cada una sacas una buena idea para tu baño zen. Como puedes ver, hay opciones para todos los gustos: en tonos marrones, en grises… ¡Incluso en rosa chicle!

1 comentario

  1. Es verdad que la decoración zen es ideal para cuartos de baño, especialmente cuando se pueden mezclar con la naturaleza o usar materiales como la piedra o la madera, lo que pasa es que se necesitan espacios muy grandes y no siempre es posible hacer eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *