Ideas para decorar una boda de invierno

decoracion-boda-invierno

Las bodas en invierno permiten un montón de posibilidades decorativas, muchas de ellas diferentes a lo que acostumbramos a ver, ya que la mayoría de estas celebraciones tienen lugar durante la primavera o el verano.

Será en esta época del año cuando podamos utilizar colores y materiales distintos y darle un toque invernal a la ambientación del enlace. A continuación vamos a ver algunas ideas que te servirán de inspiración si te apetece casarte en invierno.

Unas mantas prácticas y decorativas

Me encanta la idea de utilizar mantas en la decoración de la boda de invierno. Además de poder crear unos rincones acogedores y cálidos pueden ser prácticas en un momento dado, si hace falta salir al exterior y necesitamos cubrirnos o si pasamos algo de frío durante el banquete.

Son un bonito detalle para regalar a los invitados. A la hora de decorar con ellas puedes dejarlas plegadas sobre unas sillas, por ejemplo, o ponerlas enrolladas en un rincón decorado con cajas de madera, cestos de mimbre o palés.

mantas-boda-invierno

Flores y plantas

Las flores y las plantas no pueden faltar en una boda. Da igual cuándo se celebre. En el caso de hacerlo en invierno podemos optar por ramas secas o ramas de abeto, por ejemplo, plantas verdes sin flor o flores como la paniculata, la flor de algodón u otras en tonos rojos, naranjas o amarillos, que aportarán calidez a la decoración.

El muérdago es una de las plantas de invierno más especiales. Aunque la relacionamos con la Navidad, va a quedar chulísima para vestir tus centros de mesa o poner algún ramillete en las sillas. Y si quieres que haya muchos besos, ya sabes, cuelga alguno también en el techo…

Color blanco

El blanco es un color perfecto para decorar tu boda en invierno. Evoca a la nieve y, por tanto, será bienvenido ahí donde lo quieras usar. Puede ser en flores como te decía antes y también en otros adornos que coloques en las sillas, en las mesas o en diferentes rincones.

Combínalo con tonos dorados o plateados, por ejemplo, y con alguna textura de madera o un textil de lana y ya verás qué sensación más acogedora logras transmitir.

Las piñas secas

Un elemento decorativo que no puede faltar en la decoración de una boda invernal son las piñas. Puedes crear bonitos centros de mesa con varias de ellas, ponerlas para indicar el número que corresponde a cada mesa o simplemente para decorar cada plato, por ejemplo.

pinas-boda-invierno

Detalles decorativos en madera

Al ser una boda en invierno cabe esperar que la temperatura sea baja (dependerá de donde vivamos, claro). Así que el objetivo será aportar calidez a través de los colores y materiales utilizados. Ya hemos visto antes que las flores en tonos rojos o anaranjados te pueden ayudar.

La madera, también. Se trata del material cálido por excelencia, así que haz uso de él en este día tan especial. Puedes utilizar para ello unos troncos cortados que se conviertan en mesitas auxiliares o en bonitos rincones para hacer fotografías, también puedes colocar velas forradas de madera en las mesas… Cómbinala con otros elementos como las ramas de abeto que hemos comentado antes, por ejemplo, o unas flores.

madera-boda-invierno

Candy bar de invierno

El candy bar es otro de esos espacios que también puedes decorar de muchas formas y que ayuda a darle a tu boda un toque colorido y especial.

En este caso, la idea que te propongo consistiría en prescindir de chucherías y refrescos y colocar, por ejemplo, magdalenas de colores, galletas, bombones (no se van a derretir) e incluso alguna bebida caliente para entonar el cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *