Iluminar el jardín con luz ambiental


Los jardines tienen su momento especial en el atardecer y ya bien entrada la noche, cuando también podemos sacarles partido gracias a una acertada iluminación. En lugares muy cálidos se agradece la puesta de sol, que permite aprovechar el frescor de la noche para cenar, conversar o simplemente descansar. Pero para ello, es fundamental contar con una iluminación bien pensada y organizada.

Si las zonas para comer o reunirse requieren luz más intensa, otras zonas del jardín pueden ambientarse eficazmente con pequeños toques que les darán un aire mágico.

Los parterres y senderos pueden iluminarse de forma discreta aprovechando las nuevas tecnologías LED, altamente ahorrativas, luminosas y que duran miles de horas. En la imagen podéis ver una bonita propuesta: una serie de focos LED inteligentemente distribuidos en una zona de gravilla, junto a los setos y al lado de una tarima de madera. El efecto es minimalista y moderno, y los focos aportan una iluminación intensa pero que al mismo tiempo es discreta y no molesta a la vista.

Este ambiente se ha logrado gracias a una novedad: las luminarias Noxlite LED Garden Spot Mini de Osram, que acaban de salir al mercado. Se trata de pequeñas luces para jardín con gran eficiencia energética que además son muy resistentes a la estancia a la intemperie. Además de emplearlas como luz ambiental, también son adecuadas para señalizar senderos, entradas o caminos. En la terraza, el patio o el porche quedan asimismo fenomenal. Y lo mejor de todo: son facilísimas de instalar, ya que se colocan con cinta de doble cara, tornillos o bridas de plástico, fijándose a la pared, los tiestos, las ramas…. Una sola instalación puede llevar hasta 18 puntos de luz. Pronto tendremos estas luces en las ferreterías y los centros de bricolaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *