Imitar la textura de la madera


La textura que posee la madera de roble se puede imitar fácilmente. Especialmente en puertas y mobiliario con un tipo de tinte conocido como veladura, que pinta las superficies permitiendo dibujar la textura que tiene la madera. El color de la veladura no es muy consistente, por lo que se puede teñir y borrar tantas veces como queramos.

Con esta técnica, lo que conseguimos es transformar una superficie sin textura en un fondo veteado. Para ello, necesitamos un molde con el dibujo de las vetas, entonces lo pasamos por toda la superficie y podemos dibujar los nudos tan característicos que tiene la madera. La veladura se puede preparar de dos formas:

Con aceite: Mezclando un poco de barniz con aceite de linaza y añadiendo aguarrás o disolvente. Con este preparado proporcionamos a la superficie una capa protectora de enorme resistencia y acabado brillante, mate o satinado.
Con agua: Mezclamos agua con un poco de pintura plástica y la misma cantidad de látex.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *