Instalar una caja fuerte en casa


Una de las principales preocupaciones que tenemos en torno a la seguridad de nuestro hogar es qué puede suceder si se produce un robo. Tengas o no cosas de gran valor, no es agradable que te entren a robar, ya que en la búsqueda siempre suelen destrozar unas cuantas cosas. Para evitarlo, puedes optar por la instalación de alarmas antirrobo o cualquier otro sistema que pueda alejar a los ladronzuelos, aunque si ves que eso a lo mejor no es suficiente y hay algo que quieras proteger por encima de todo lo demás, tu mejor opción será recurrir a las cajas fuertes, ya que éstas son un medio de seguridad alternativo que evitará que tus objetos más preciados puedan caer en manos ajenas.

En ellas puedes guardar dinero, joyas, documentos o algún recuerdo que tenga un gran valor sentimental y que no quieras tener expuesto a un posible robo. Puedes elegir diferentes tamaños, dependiendo de las necesidades que tengas y de la cantidad de cosas que quieras guardar. Una de las mejores características de las cajas fuertes es que no sólo impiden el robo sino que también impiden el deterioro de lo que haya dentro, ya que se aíslan del fuego o el agua, ideal para proteger tus cosas más importantes en caso de incendio o inundación.

Algunos modelos hasta crean una temperatura concreta para conservar determinados productos. En cuanto al interior, puede ser de tela, moqueta o cuero, y por fuera suelen ser de acero o cualquier otro material resistente. La ubicación de la caja fuerte es muy importante, así que antes de comprarla debes tener claro dónde la vas a colocar para comprobar las medidas de las que dispones. Evita los sitios en donde todo el mundo suele mirar, que es detrás de un cuadro o dentro de un armario. Cuanto más se esconda o más extraño sea el lugar, más difícil será que un ladrón pueda dar con ella.

Si decides empotrarla en la pared, ten en cuenta el grosor de la misma y si puede realizarse esa obra. Una muy buena opción es colocarla debajo de un falso suelo o camuflarla de manera que pase inadvertida. Hay diferentes cajas para poder camuflarse, como una que se empotra en la pared y su apertura es similar a un enchufe, con lo que pasa totalmente inadvertida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *