Los tipos de persianas venecianas y dónde se pueden instalar

persianas-venecianas
Las persianas venecianas están consideradas como las más versátiles y modernas de todas, además de funcionales y prácticas. Se pueden instalar tanto en viviendas como en oficinas. Por si fuera poco, son muy económicas y su mantenimiento posterior (tras la instalación) es muy escaso. En definitiva, todo son ventajas.

Pero ¿qué tipos de venecianas existen, dónde se instalan, cómo se miden? ¿No sabes cómo instalarlas? Te lo contamos.

Tipos de persianas venecianas que existen y dónde se pueden instalar

Existen dos tipos de persianas venecianas: las persianas venecianas de madera y de aluminio. Para que conozcas más de ambas, te contamos, a continuación, sus principales características.

1. Persianas venecianas de madera

Son muy valoradas, puesto que generan ambientes naturales en el interior de los hogares, y su decoración es el punto fuerte (puedes apostar por estilos rústicos o contemporáneos). Como las de aluminio, protegen al interior del espacio del calor (rayos del sol) y son capaces de evitar la entrada de aire. Son ideales para espacios cálidos.

Pueden instalarse en cualquier habitación, sobre todo en el salón o en los dormitorios, aunque dada la privacidad que ofrecen, el baño puede ser otro lugar donde puedes instalarlas siempre y cuando cuides la humedad que existe en esta zona.

En grandes edificios de oficinas se instalan en zonas comunes o en despachos donde se desea elevada privacidad. Por si fuera poco, son las ideales para pérgolas o terrazas, ya que darán el toque original que merece tu espacio y dejan que entre la luz del sol de manera elegante.

persianas-venecianas
2. Persianas venecianas de aluminio

Las venecianas de aluminio son resistentes al frío y al calor procedentes del exterior, por lo que son capaces de mantener constante la temperatura del interior. El material permite mirar por la ventana sin levantar las lamas. La subida y bajada de estas es sencilla, pues se pliegan a modo de cortinas.

Por otro lado, son versátiles y funcionales: existen de multitud de colores y acabados y contamos, además, con diferentes modelos. Así podrás elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.
Se instalan, mayormente, en dormitorios (la mayoría juveniles), en oficinas y en despachos. En algunos casos sirven para separar zonas dentro de las oficinas (ventanales que dan al pasillo, para diferenciar departamentos, etc.).

Cómo se mide e instala una persiana veneciana de ambos tipos

Antes de elegir el tipo que más se adapte a tus intereses o necesidades, debes realizar la medición de tus ventanas. Tras ello, te recomendamos que añadas cinco centímetros a cada lado de la ventana tanto en anchura como en largura. En el caso de que desees la instalación de la misma en el marco, tendrás que restar un centímetro a ambos lados para que quede suficientemente holgada. Ten en cuenta siempre que una persiana debe medir 20 centímetros más que la anchura de la ventana según nos confirman los profesionales de puntogar.com, con varios años de experiencia.

La instalación de una persiana veneciana de madera

Las persianas venecianas de madera se pueden instalar tanto en paredes como en techos. El primer paso es nivelar la situación de la ventana, dependiendo de dónde queremos instalarla, marcando y atornillando cada soporte de la ventana en la pared y con los tornillos (dos para cada soporte). El riel de aluminio, posteriormente, se colocará entre cada soporte y luego fijaremos las patillas de metal.

Cuando esté bien colocada, lo único que habrá que instalar es la cenefa, con imanes y adherida a cada soporte metálico. Así, tras estos sencillos pasos, podrás disfrutar de todas las ventajas de las persianas venecianas de madera en tu espacio.

persianas-venecianas

La instalación de las persianas venecianas de aluminio

Además de en techos y paredes, las venecianas de este tipo también pueden ir por encima del marco de cada ventana o en cada marco. Recomendamos que vayan guiadas a cable, algo que hairá que la persiana se fije bien a la ventana y, por si fuera poco, logre mantener su posición recta y quede así bien sujeta.

En primer lugar, tendrás que centrar la veneciana para que quede a ambos lados de la ventana. Marcarás, con la ayuda de un metro, los puntos exactos (que te servirán de referencia) para instalar el primer soporte (sin que coincida con los mecanismos) para paredes o techos. Una vez instalados los soportes en la pared (con la ayuda de un taladro), es el turno de instalar la persiana venencia encajándola en las pestañas correspondientes. Recuerda ajustar el sistema de seguridad. Por último, terminarás colocando la varilla para poder regular la luz.

Ya has comprobado qué tipos de persianas venecianas existen y dónde se pueden instalar. Así que si deseas comprar venecianas e instalarlas en tu espacio, en esta entrada te hemos explicado cómo medirlas e instalarlas. ¡Disfruta de ellas y de todos sus beneficios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *