Marco expositor con pinzas de madera


En otras ocasiones te hemos explicado en este blog las grandes y variadas posibilidades que ofrecen las fotografías a la hora de decorar. Se trata de un recurso que está de plena actualidad y con el que podemos obtener resultados sorprendentes.

Dentro de esta línea de actuación, la de decorar nuestros espacios con fotografías que nos gusten y nos emocionen, hoy quería proponerte una idea para hacer tú mismo: realizar un original expositor para tus mejores instantáneas.

Con pinzas de tender la ropa


La idea es tan sencilla y a la vez tan original, que triunfará seguro. Se trata de decorar un marco con cuerda y pinzas para colgar tus mejores fotos, tarjetas, postales… o lo que se te ocurra. Una forma muy imaginativa de hacerte con un expositor de lujo para fotos y otros recuerdos.


Además, es fácil de hacer y apenas necesitas presupuesto. Vamos, que todo son ventajas. Solo tendrás que buscar un marco que te guste y que quede bien en tu casa, cuerda o hilo de bramante, unas pinzas de madera, clavos y un martillo.

Fácil y rápido


El trabajo consiste en sujetar con clavos o chinchetas la cuerda por la parte posterior del marco, disponiéndola en el espacio interior del marco de forma adecuada para poder colgar las fotos después. Si el marco es grande puedes poner varias cuerdas en diagonal.

En cuanto a la parte trasera del marco, personalmente me gusta más no ponerla, es decir, dejar que se vea la pared de fondo. Creo que es una solución más original. Ahora ya puedes colgar tus fotografías favoritas en el marco expositor y sujetarlas con pinzas de madera. El resultado es muy decorativo.

El último paso de este trabajo es colocar una alcayata por la parte de atrás del marco para poder colgarlo en la pared.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *