Pon un huerto urbano en casa


A todos nos gustan las frutas y verduras frescas y no encantaría poder cogerlas directamente de las plantas, para que tuvieran todas sus propiedades intactas. Si viviéramos en un pueblo y tuviéramos una casa con un gran terreno no tendríamos problemas, pondríamos un huerto y listo.

Sin embargo, conseguir buena frutas y buenas verduras en la ciudad es un poco más complicado. En ocasiones, la calidad de estos alimentos en el mercado deja bastante que desear y si compramos los llamados “productos ecológicos” que han sido tratado sin productos químicos lo normal es que nos cobren un ojo de la cara.

Una solución alternativa, ecológica y sostenible es tener un huerto en casa, lo que se llama un huerto urbano. Es una manera de compaginar el campo con la ciudad y para empezar sólo es necesario un requisito fundamental: tener una terraza o espacio donde de el sol de manera abundante. Aun que el tamaño de la terraza es importante, cada vez el mercado de los huertos urbano está desarrollando macetas y plataformas adecuadas a los espacios más reducidos.

Una vez que hayas estudiado el espacio que tienes en tu terraza ya puedes empezar a montar tu huerto. Recuerda, que necesitarás por lo menos 6 horas de luz solar para que maduren las frutas y verduras y también un sistema de riego por lo que el huerto debe tener una fuente de agua cerca. Si no hay, es posible instalar un depósito de 25 o 50 litros en la terraza.

En tiendas especializadas puedes comprar las macetas especiales para huertos urbanos, hay de muchos tamaños y formas, elige la que mejor se adapte a tus necesidades. Recuerda que también tienes que comprar todos los utensilios propios de jardinería como guantes, plantadora, horca, etc. No te olvides de comprar también abono.

Una vez que tengas todos los materiales sólo te queda elegir qué quieres cultivar. La cantidad de verduras y hortalizas que se pueden cultivar es enorme: berenjenas, ajos, acelgas, pepinos, lechugas, tomates… siendo estos últimos la pieza estrella de los huertos urbanos. Para los urbanitas impacientes se aconseja un cultivo rápido como rábano o lechugas y si tienen poco luz o espacio, el mastuerzo que se cultiva en apenas dos semanas. En las tiendas igualmente podrás comprar manuales con consejos sobre huertos urbanos. También puedes visitar el blog Maceto-huerto dedicado al mundo de plantar en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *