¿Qué tipos de persianas existen?

persiana
¿Pensando en renovar tus persianas? Si la respuesta es afirmativa, te recomiendo prestar atención a todo lo que te contamos a continuación, ya que vamos a hablar de los distintos tipos de persianas que existen. Como verás, hay varias opciones que nos permiten elegir en función de nuestros gustos y necesidades, motivo por el cual hay que tener muy claro qué es lo que se quiere para no cometer errores. ¿Te apetece saber un poco más?

Persianas alicantinas

Las persianas alicantinas, que deben su nombre al pueblo alicantino llamado Sax donde las inventaron a finales del siglo XIX, están fabricadas con lamas que pueden ser de plástico o de madera. Las de plástico son muy económicas y duraderas, mientras que las de madera ofrecen un nivel de calidez que hace que muchas personas quieran tenerlas en casa.

El engranaje de lamas de las persianas alicantinas cuenta con un ensamblado lateral de grapas de acero. Son persianas enrollables que están provistas de un cordón con una polea. Dicho cordón se enrolla cuando tiras facilitando su uso.

Es cierto que es un tipo de persiana un tanto clásica por los muchos años que llevan vendiéndose, pero es precisamente eso lo que hace que nunca pierda su encanto. De hecho, hoy en día encontramos modelos que han sabido adaptarse a los tiempos que corren y eso hace que no tengan nada que envidiar a las de otros tipos.

persiana-alicantina

Persianas enrollables de aluminio

Si hay que hablar de unas persianas modernas, hay que hablar de las que son enrollables y de aluminio. Al ser capaces de bloquear los rayos de sol casi en su totalidad, garantizan que los colores de las telas y el material de los muebles se mantengan en su estado original, algo que no sucede con otros tipos de persiana.

Hay muchos colores a elegir y siempre tienes la posibilidad de enrollarlas hasta donde quieras, por lo que la entrada de luz natural dependerá de lo poco o mucho que la enrolles.

Persianas venecianas

Son las persianas que también se conocen como «horizontales» y es muy frecuente verlas en oficinas. Se instalan fácilmente y suelen durar en buen estado durante mucho tiempo, motivo por el cual no son pocas las personas que deciden apostar por ellas.

Las hay de plástico, de aluminio, de madera… Lo que suele ser común en todas ellas es que se abren hacia arriba y disponen de un sistema de rotación con el que se pueden abrir a medias, por lo que en todo momento tienes el control de la luz natural que quieres que entre procedente del exterior.

Estos son algunos de los tipos de persianas más importantes, pero también hay otros como las orientables, las romanas, las japonesas o las térmicas.

¿Quieres ver modelos y comparar precios? Te recomiendo echar un vistazo a las persianas de persianasenrollables.org, ya que son especialistas en la materia y tienen tarifas muy competitivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *