Salón siempre luminoso


En varias ocasiones hemos hablado en Decorablog de lo importante que es la iluminación en tu hogar, sea cual sea la estancia e independientemente para lo que la uses (salvo que tengas un pequeño estudio de revelado fotográfico, claro). La luminosidad es imprescindible para poder lograr muchas cosas, como por ejemplo que una estancia parezca más amplia o que cualquier elemento decorativo luzca mucho más.

Hoy me gustaría darte unos cuantos consejos para que puedas conseguir que tu salón sea siempre luminoso, y es que el salón es una de las estancias más importantes de la casa ya que en él pasarás los principales ratos de ocio en familia del día. Si tu salón no es muy luminoso ahora, necesitarás hacer varios cambios, pero no te preocupes ya que no necesitarás mucho presupuesto para ello.

Los colores

Los colores que vayas a utilizar en la decoración tienen que ser elegidos de forma que puedan potenciar la luz natural y así conseguir una mayor luminosidad. Han de ser colores claros, al menos en lo que a las paredes se refiere. Píntalas en colores neutros como el blanco o el beige, o cualquier otro color pero siempre utilizando sus tonalidades más suaves para que la luz se pueda reflejar en ellas y así parecer mayor. Utiliza colores más oscuros o llamativos en muebles, textiles y objetos decorativos.

La decoración

Entre los elementos que te pueden ayudar a conseguir mayor luminosidad, las cortinas o estores son de los más importantes. Aunque no tienen por qué ser en colores neutros, sí que es importante que sean en tonalidades claras, o al menos una de ellas si juegas con poner dos que contrasten en vez de una solo. Las cortinas blancas son las que más te ayudarán a aprovechar la luz natural, y puedes tener otra o un estor que te ofrezca la oscuridad e intimidad necesaria cuando quieras descansar.

Todo en orden

Aunque pueda parecer una tontería, lo cierto es que mantenerlo todo en orden te ayudará a que todo se vea mucho más limpio, con lo que el ambiente estará más equilibrado y la luz se aprovechará mucho más. Una estancia en la que tengas un estilo minimalista siempre será mucho más luminosa que una en la que tengas un estilo clásico. Eso es porque utilizará menos objetos decorativos, dejando así más espacio para que la luminosidad fluya mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *