Tres faroles de los que te enamorarás

farol-bonito
Los faroles son un complemento ideal que puedes utilizar en distintos lugares de tu casa, tanto en interiores como en exteriores. Además, se adaptan muy bien a cualquier espacio y tienen la virtud de convertirse en la fachada más bonita que una vela pueda tener.

Eso es justo lo que podemos decir de los tres faroles que te muestro a continuación, que como podrás comprobar son ideales para vestir estancias con personalidad. ¿Te apetece conocerlos?

Farol Alam de Daui Home

farol-Alam-Daui-Home
Es uno de los productos que más me gustan de Daui Home, una tienda online de decoración de estilo nórdico, boho e industrial que ahora mismo lo tiene en su colección “Natural Spirit”. Es de madera y mide 24,5 centímetros de diámetro por 28 centímetros de altura. Como puedes apreciar en la imagen, desde un poco más arriba de la mitad hacia abajo está teñido de color blanco, algo que le permite convertirse en una pieza ideal para crear una atmósfera scandi, que como bien sabes mezcla la madera y el blanco para conseguir un resultado agradable para la vista.

¿Su precio? Solo cuesta 15,95 euros. Compruébalo tú mismo accediendo a la ficha de producto.

Farol Zanzíbar de Maisons du Monde

farol-Maisons-du-Monde
La conocida multinacional francesa tiene varios faroles en su extenso catálogo. El que más me gusta es este, que lleva por nombre Zanzíbar en alusión a la famosa zona de Tanzania que tanto se ha popularizado entre los turistas por sus preciosas playas. ¿Qué podemos decir de él? Que es de bambú y que lleva una cuerda en la parte superior para transportarlo fácilmente. Por su estructura, la luz que desprende viaja ligeramente tamizada, mientras que la protección de cristal que incluye en el interior te permite encender la vela sin temer por nada.

Mide 55,5 centímetros de alto, 32 centímetros de ancho y 32 centímetros de profundo. Su precio es de 37,50 euros y lo podrás encontrar fácilmente haciendo clic aquí.

Farol TOPPIG de IKEA

IKEA-farolillo-TOPPIG
IKEA no podía quedarse fuera de esta selección. Tienen varios faroles en sus tiendas y uno de los que más gustan lleva por nombre TOPPIG. A diferencia de los dos anteriores, que son muy válidos para ambientes de estilo natural, en este caso hay que hablar de una estructura de color negro fabricada en acero, lo que le convierte en un complemento decorativo capaz de integrarse en estancias de estilo industrial para aportar calidez. Mide 49 centímetros de altura y en su interior se puede colocar una vela gruesa de 25 centímetros de altura 8 centímetros de diámetro como máximo. IKEA recomienda no colgarlo del techo.

El farol cuesta 19,99 euros, si bien es cierto que hay una versión más económica que cuesta 14,99 euros por medir 36 centímetros de altura en vez de 49.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *