Cómo acabar con la humedad

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

acabar con la humedad1
Ya es hora de que acabes con la humedad de tu hogar, ¿no crees? Y es que el exceso de humedad puede provocar, más allá de las antiestéticas manchas en las paredes, la aparición de hongos que pueden afectar negativamente a la salud, sobre todo a personas alérgicas o asmáticas, además de frío y malos olores.

La humedad en la casas es más común en zonas humedas y en edificios viejos y se agrava durante los meses de otoño e invierno. Por suerte, hay una serie de trucos que nos pueden ayudar a acabar con ella. Te hablamos de ellos a continuación.

Deshumidificadores

Lo primero que deberás hacer para acabar con la humedad en tu hogar es hacer uso de alguno de los sistemas de deshumidificación que existen en el mercado. Estos aparatos se basan en el principio de condensación, disminuyendo la humedad relativa del ambiente.

Ventilación

Pero más allá del uso de estos útiles sistemas, será importante que lleves a la práctica algunos sencillos consejos. Por ejemplo, tendrás que airear siempre que puedas, especialmente durante y después de las actividades domésticas que producen humedad (ducha, cocina…). De la misma forma, te recomendamos que intentes reducir esta producción de humedad. ¿Cómo? Pues usando el extractor, tapando las cacerolas, secando el suelo tras la ducha…

acabar con la humedad2

Calefacción

Por otro lado, debes tener en cuenta que el aire caliente contiene más humedad que el frío, por lo que tendrás que tener cuidado a la hora de poner la calefacción. Lo mejor es que la temperatura ronde de los 19 a los 24ºC.

Otros trucos prácticos

Para acabar con la humedad también te recomendamos que no coloques los muebles pegados a la pared para que el aire circule mejor, que no coloques demasiadas plantas y que siempre tiendas afuera.

Recuerda que la humedad en el baño es muy frecuente si no se lleva a cabo un mantenimiento adecuado, así que toma nota de lo que te acabo de contar y no le abras la puerta de par en par a este enemigo tan engorroso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *