Decoración con techos de madera
Recientemente, una lectora del blog nos preguntaba sobre qué colores pueden ser los más adecuados para las paredes de una vivienda con techos de madera. También comentaba que sus muebles eran de roble claro, el sofá negro y las cortinas amarillas y azules, y que la vivienda era muy luminosa. En estos casos, nos encontramos con superficies y materiales con mucho protagonismo, como por ejemplo los techos de madera, pero también con un sofá negro que sin duda atrae las miradas por su potente presencia.

En estos casos, lo mejor para las paredes en sin duda optar por el color blanco, como podemos ver en esta impresionante fotografía. Teniendo en cuenta que los techos de madera son más oscuros de lo habitual, es necesario que alguna de las superficies de las estancias reflejen la luz para no empequeñecer visualmente el espacio.

El blanco permite decorar con los tonos que más nos gusten, y llevar a cabo mezclas como la que nos cuenta nuestra lectora. Las cortinas en amarillo y azul combinarán a la perfección con la madera del techo y el roble claro de los muebles. Quizás sería necesario aligerar un poco la pesadez del color negro del sofá con unos cojines en colores claros que hagan juego con las cortinas, y tal vez con una manta (con tela fresca de cara al verano).

En lo que respecta a los accesorios y complementos, en este caso manda el minimalismo: pocos y bien escogidos. Un material que siempre funciona bien es el metal cromado, en formas alargadas y estilizadas. Jarrones, lámparas o marcos de fotografías en acero plateado darán otro punto luminoso a la estancia y le aportarán un toque moderno e industrial, perfecto para combinar con la calidez de la madera. Otra buena idea es colocar lámparas de pie o de mesa distribuidas por la estania, de forma que los rincones queden suavemente matizados con una iluminación ambiental acertada.