Tipos de tejidos y telas para decorar
Cambiar el espacio, renovarlo y dejar que nuevos aires lo inunden, hacer que parezca otro… Todo eso es posible renovando sólo los textiles de la casa. Son capaces de hacer que un salón modesto parezca lujoso y, al revés, que un ambiente dotado con buenos muebles se empobrezca.

Para sacarles el máximo rendimiento, además de saber cómo combinar las telas, algo de lo que ya os hablamos, es importante conocer los distintos tipos de tejidos que se usan en decoración, así como algunas otras cuestiones prácticas que nos vendrán bien a la hora de elegir las telas para decorar la casa.

Tapicerías todoterreno

Tipos de tejidos y telas para decorar
Además de fijaros en el diseño o el colorido, también debéis tener en cuenta otros aspectos. No se usa el mismo tipo de tejido para tapizar un sofá que para confeccionar unas cortinas. También es importante saber si son lavables y si resistirán el uso diario. Sofás, sillones, butacas y sillas deben estar tapizados con telas de calidad, resistentes y fáciles de limpiar.

Uno de los tejidos más frecuentes es la loneta, normalmente de algodón. Es natural, fuerte, económica y ofrece una gran variedad de diseños y colores. También las chenillas, aterciopeladas, cálidas y suaves son muy usadas. Y las microfibras, un material sintético de poliéster y poliamida que tiene grandes ventajas: es resistente, fácil de limpiar e indeformable. Otros tejidos que destacan son el damasco, una tela fuerte con dibujos en relieve que suele ser de lana o de seda, y el cuero, algo más caro, pero muy bonito, elegante y duradero si se cuida adecuadamente.

Telas ligeras para otros usos

Tipos de tejidos y telas para decorar
Para hacer unas cortinas, por ejemplo, hemos de elegir telas ligeras, que tengan buena caída. Opta por materiales como el algodón y el lino. Son bellas y naturales, aunque hoy incorporan materiales sintéticos que mejoran aún más sus cualidades y hacen, por ejemplo, que no se arruguen tanto al lavarlas.

La tendencia es combinar un visillo ligero, liso y en colores neutros, de lino, organza u algodón, con unas caídas de cortinas en un tejido más potente, lisas o estampadas. El repertorio para elegir es interminable: con rayas, estampadas, florales, con diseños geométricos… Una idea es elegir telas coordinadas en la misma gama de colores para tapicerías, cortinas y otros elementos como cojines y almohadones.