Ventajas de pintar las paredes de negro

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Aunque el color negro cada vez es más habitual en textiles, muebles y otros objetos decorativos, lo cierto es que aún está poco visto en paredes, ya que existe la creencia general de que el negro absorbe la luz y, por eso, puede tener efectos no deseados en los ambientes. Sin embargo, utilizándolo de forma moderada e inteligente se pueden lograr resultados muy agradables.

A continuación vamos a darte varias razones para que utilices el negro en la decoración de las paredes de tu hogar. ¿Estás preparado? ¡Pues allá vamos!

Mayor profundidad

En primer lugar, debes tener en cuenta que cualquier mueble, obra de arte o accesorio lucirá más colocado sobre una superficie o pared de este color. Por otro lado, y a pesar de lo que suele creerse, las paredes oscuras aportan profundidad a las estancias, añadiendo metros visuales. Así, si pintas una pared de color negro, conseguirás que la estancia dé una mayor sensación de amplitud y desahogo.

Pega con todo

Siempre se ha dicho que el negro pega con todo y la verdad es que a la expresión no le falta razón. El negro es un color neutro, atemporal y perfectamente combinable tanto con otros colores como con todo tipo de estilo. Así, este color permite acompañar las paredes con mobiliario de cualquier estilo y con accesorios de cualquier color.

Techos

En cuanto a los techos, pintados de negro darán una sensación de hundido, haciendo que la habitación parezca más alta. Además, las lámparas, focos, halógenos o cualquier tipo de iluminación colgada del techo destacarán el doble si éste está pintado de negro.

Un color de moda

Tampoco hay que olvidar que el negro es un color de actualidad, de diseño y de vanguardia. Hoy en día está presente en todas las estancias del hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *