Aprende a cultivar un jardín


Si te das un paseo por el barrio, seguramente te darás cuenta de una tendencia común en los patios de los vecinos: el crecimiento pleno de flores, plantas y vegetales. Cada vez son más hogares que cuentan con un jardín de flores o con un huerto de vegetales. Las razones del aumento de la popularidad de la jardinería son diversas.

El primer estímulo es que cada vez más se aprecia el atractivo estético de una propiedad conectada con la naturaleza. Pero tal vez el beneficio más gratificante de cultivar un jardín es que puede llegar a ser un entretenimiento relajante. Además, un huerto de vegetales o hierbas puede ayudar a dar mayor sabor a las recetas culinarias y proporcionar un componente saludable a la dieta.

Pasar la tarde trabajando en nuestro propio jardín es una forma excelente de emplear el tiempo libre. Para los que tengan ganas de sembrar esta temporada, toma nota de los siguientes consejos:

– Comienza a podar árboles y arbustos, pero no las flores en crecimiento.

– Observa detenidamente las plantas y bulbos para detectar cualquier desprendimiento a causa de las condiciones invernales o plagas.

– Elimina las ramas muertas, con rozaduras, daños o enfermedades. Luego corta cualquier brote desproporcionado o los tallos restantes para mantener la copa del árbol regular.

– Utiliza el rastrillo para retirar las hojas, malas hierbas y otras basuras del suelo.

– Siembra árboles de raíces desnudas, arbustos, cultivos de temporadas e incluso algunas flores donde la tierra esté suave. Cuando siembres plantas o arbustos, es importante conocer de antemano la altura que alcanzarán, para que no lleguen a la vivienda, líneas de electricidad u otros árboles y arbustos.

– Aplica un exterminador de malas hierbas preventivamente a lechos y bordes de los canteros, ya que es un lugar donde suelen aparecer estas malezas.

– En la medida que las temperaturas suben y hace más calor, siembra plantas anuales y vegetales. La calidez del buen tiempo permitirá un mayor crecimiento de los vegetales.

– Fertiliza y riega plantas, flores y vegetales según las instrucciones de su experto. También es bueno tener a mano una enciclopedia de plantas para determinar la cantidad de agua que necesitan sus árboles, arbustos o flores recién sembrados.

– Recuerde que los jardines necesitan atención durante todo el año. Los exteriores tambuén forman parte de la decoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *