Cinco colores recomendables para pintar las paredes de un bar

decoracion-de-un-bar
La decoración de un bar se convierte en un componente diferencial en un sector muy competitivo. Un espacio cuidado y con una estética atractiva resulta muy acogedor. ¿Qué colores puedes seleccionar para pintar las paredes de un bar?

1. Gris oscuro

decoracion-elegante-en-un-negocio-de-hosteleria
El tono seleccionado debe alinearse con el estilo general de un bar que posee su propia personalidad. Los negocios con una estética industrial marcan tendencia en el ámbito de la hostelería. De este modo, puedes descubrir bares y restaurantes que llaman la atención por sus techos elevados, las lámparas colgantes, los grandes ventanales y una estructura que mantiene la esencia de antiguos talleres. Pues bien, el color gris se integra perfectamente en este tipo de entorno. El gris también realza la belleza de espacios elegantes y sofisticados.

2. El rojo es una buena opción cuando se combina con otros tonos

Un bar establece una comunicación constante con el público habitual. Los profesionales que trabajan en el negocio aportan un trato personalizado. La carta de productos presenta una cuidada selección de la oferta disponible. Sin embargo, la primera impresión también puede ser definitiva en la decisión final de un cliente que decide entrar al local o prefiere visitar otro establecimiento.

Una decoración atractiva causa una impresión muy positiva. Y el color rojo de las paredes tiene mucha personalidad. Sin embargo, es recomendable combinarlo con otro tono que evite que el local tenga una apariencia excesivamente recargada.

3. Los tonos tierra aportan un toque rústico en el sector de la hostelería

decoracion-de-un-bar-moderno
El tono elegido para pintar las paredes de un restaurante se integra en un contexto en el que hay que considerar diferentes factores. El estilo del espacio es un aspecto a tener en cuenta. Pero también puedes analizar la iluminación del entorno o las características del mobiliario elegido para equipar el negocio.

Los tonos tierra realzan la conexión con la naturaleza. Pueden utilizarse de forma intencional para conseguir diferentes objetivos decorativos. Por ejemplo, dar un toque rústico a la estética del negocio o que el tono de las paredes combine con los textiles empleados en el local.

4. El verde aporta una atmósfera muy agradable

La elección del color de las paredes, por otra parte, también puede integrarse en el proyecto propio de cada negocio. En algunos casos, este espacio se une con una zona de restaurante con capacidad para recibir a numerosos comensales. Un tono favorecedor viste el espacio con una estética atractiva. Pero los colores también pueden producir sensaciones agradables en las personas. Por ello, los tonos que conectan con la naturaleza son un acierto. Y el verde es el perfecto ejemplo de ello. Una base que aporta una atmósfera positiva cuando se integra en las paredes.

5. El negro es muy elegante

bar-con-paredes-de-color-negro
El negro es un color que tiende a descartarse en numerosos espacios interiores porque puede hacer que la superficie parezca más pequeña. Pero imprime un toque contemporáneo en la decoración de un bar que cuenta con excelentes condiciones de luz natural. De este modo, la claridad de una iluminación cálida reduce el peso visual de las paredes. Es decir, la combinación de ambos factores aporta armonía y equilibrio al conjunto.

Finalmente, conviene recordar que el blanco es el tono seleccionado en proyectos de todo tipo. Triunfa en la decoración del hogar, pero también realza la mejor versión en todo tipo de negocios. Es un tono muy luminoso que combina con cualquier estilo decorativo. Por ello, es la opción ideal para embellecer las paredes de un bar. De hecho, si la decoración del local se completa con una colección de cuadros, las obras destacan todavía más sobre un fondo muy sencillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.