Cómo aprovechar los espacios muertos de casa


Las casas son cada vez más pequeñas o somos nosotros que ocupamos más espacio. Sea cual sea el problema, una cosa está clara: en todas las viviendas hay un problema de espacio. O, mejor dicho, de mal aprovechamiento de los metros disponibles.

En Decorablog lo sabemos y por eso queremos ayudarte. En este artículo encontrarás las claves para aprovechar los rincones de casa y espacios difíciles. ¿El objetivo? Planificar las habitaciones para sacar partido a los metros reales de nuestra vivienda, eliminando espacios muertos. Te contamos cómo.

Cómo vas a distribuir tus habitaciones

El primer paso será rastrear tu casa, habitación por habitación, en busca de esos rincones, esquinas y demás espacios que están desaprovechados o bien ocultos por culpa de un mueble o complemento mal ubicado. No dejes que te limiten los propios muebles y demás elementos de la habitación y considera las habitaciones como si estuvieran completamente vacías.

Se trata, pues, de plantear una nueva distribución en tus habitaciones. Así que tal vez sería interesante dibujar en un papel la forma de tu habitación, incluyendo puertas, ventanas, enchufes y de más cosas, para así reorganizar cada elemento. La idea de hacer este ejercicio es localizar los espacios muertos y distribuir los elementos, teniendo en cuenta estos rincones. Algo que normalmente no solemos hacer.

Qué usos vas a dar a tus rincones

El siguiente paso será pensar cómo vamos a aprovechar ese rincón. En este sentido, hay que tener en cuenta el tipo de habitación en cuestión y el uso que vamos a hacer de este espacio. Por ejemplo, si se trata de la cocina o de la zona de trabajo, tal vez sea interesante aprovechar esos rincones como solución de orden. Una vitrina, unas baldas, estantes…

Otra opción interesante puede ser aprovechar esos rincones para crear un ambiente extra en la habitación. Si se trata del salón o el dormitorio puedes colocar un asiento y un mueble auxiliar de apoyo. En este sentido, depende de los metros disponibles. Puedes optar por un banco, una butaca o una silla tapizada y mullida. Si acompañas tu asiento de un pequeño mueble, podrás crear un rincón de lectura. Una buena idea para ganar luz es colocar un aplique en la pared que te permitirá aprovechar aún más el espacio. Por supuesto, todo depende del tamaño disponible, pero también puedes improvisar una zona de estudio o de trabajo.

Qué piezas vas a escoger

El secreto para aprovechar estos rincones es, no solo planificar, sino también escoger bien los muebles. Si no encuentras ningún diseño que se adapte a tus necesidades y a la forma de tu espacio, entonces tal vez la solución perfecta para ti sea encargar un mueble personalizado. De esta forma, aprovecharás realmente tu rincón, aunque el precio sea más caro.

Las posibilidades de estos espacios son infinitas. Incluso puedes aprovechar ese rincón para un fin puramente decorativo. Por ejemplo, puedes colgar unos cuadros u obras de arte. Otra opción interesante es convertir ese rincón el pulmón verde de tu casa. Nos referimos a los jardines verticales o a las plantas en versión XL.

No te limites y explora todas las posibilidades

Como ves, tienes muchas posibilidades tanto prácticas como decorativas que te ayudarán a optimizar al máximo tu casa, aunque dispongas de pocos metros. Para los amantes del orden, una idea interesante es convertir esos rincones en zonas de organización y almacenaje. Puedes optar por colocar algún mueble (hecho a medida o prefabricado) para guardar ropa de otras temporadas, libros, textiles del salón, accesorios de cocina, etc. Todo depende de la habitación en la que se encuentre ese espacio y de tus necesidades.

Artículo recomendado: Rincones para desconectar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *