Cómo decorar comedor y cocina unidos

cocina-integrada-en-salon
Un salón – comedor unido a la cocina tiene muchísimas posibilidades decorativas. Hoy te contamos algunas ideas para que decores esta zona de tu casa de forma que ambos ambientes queden diferenciados, si quieres, aunque siempre conectados. Descubre de qué manera es posible darle a este espacio abierto un toque muy personal y acogedor.

Decoración unificada

Puedes crear una zona de cocina y comedor con una decoración similar para que visualmente sea un espacio unificado.

Para ello, puedes utilizar el mismo suelo para ambos ambientes y también los mismos colores y materiales en los muebles. Combina, por ejemplo, la madera de los armarios de la cocina con la misma de la mesa del comedor, o el acero de una lámpara con el de la campana extractora, o el color de los textiles o de los propios muebles. Tienes varias combinaciones posibles.

Espacios unidos pero visualmente diferenciados

Ahora vamos a ver otra opción. En este caso, te propongo que diferencies visualmente ambos espacios a través de pequeños trucos que te ayudarán a lograrlo.

Por ejemplo, elige un suelo distinto para la zona de la cocina o coloca una alfombra en el espacio donde tengas el sofá en el salón. También puedes cambiar de colores y materiales, aunque al ser dos espacios unidos te recomiendo que aunque contrasten tengan cierta coherencia entre sí. Puedes combinar tonalidades de una misma gama o elegir colores complementarios.

salon-cocina-blanca

Una barra americana para separar

Una idea que me gusta mucho a la hora de decorar un espacio abierto que una salón y cocina es la de colocar una barra americana para separar ambas zonas. Además de resultar muy práctica para disponer de más espacio para cocinar también te permite comer o cenar en ella, pudiéndose sentar a ambos lados de ella.

Visualmente crea esa diferencia entre ambos ambientes y es un elemento muy funcional en casa.

Muebles de cocina camuflados (o no…)

Si te apetece diseñar un espacio abierto luminoso y amplio puedes camuflar de alguna forma los muebles y electrodomésticos de tu cocina. Así quedará todo más integrado con el resto de la estancia. Puedes hacerlo colocándolos del mismo color que tenga la pared e incluso tapando los electrodomésticos con muebles de esta tonalidad.

Todo dependerá del estilo que elijas para esta zona de tu vivienda, ya que si optas, por ejemplo, por algo más rústico los muebles van a quedar muy bonito si quedan totalmente a la vista y contrastan con el resto. Mira este ejemplo en el que la cocina está decorada en un color más oscuro. El resultado es igualmente bonito, ¿no te parece?

cocina-salon-unidos

Detalles decorativos que unifiquen

Aunque elijas diferenciar ambos espacios a través de los colores y los materiales puedes colocar pequeños detalles decorativos que unifiquen y aporten esa coherencia visual de la que te hablaba antes.

Se me ocurre que, por ejemplo, puedes colocar algunas plantas o flores en ambas zonas, en el comedor y en la cocina, para darle un toque natural y de color a todo el espacio. Existen plantas de interior que van a quedar maravillosas en ambos lugares.

Otra idea puede ser colgar cuadros de una temática similar que tengan una continuidad entre ambas áreas o elegir algún otro detalle como el mismo estampado para la alfombra del salón y los trapos de la cocina, por ejemplo.

La iluminación

A la hora de decorar ambos ambientes ten en cuenta que van a tener unas necesidades de iluminación diferentes, por lo que en este caso tendremos que pensar en la cocina y en el salón como estancias separadas en las que habrá que analizar dónde precisamos más luz y de qué tipo.

cocina-abierta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *