Cómo decorar tus paredes sin dañarlas

cuadros-colgados-en-pared
Decorar tus paredes sin dañarlas es posible. Si vives en un piso de alquiler y no te apetece dejar rastro o tu casero no te permite hacer agujeros para colgar cuadros o fotografías no te preocupes. Hay soluciones para que tus paredes se llenen de vida y puedas personalizarlas como prefieras. O incluso las de tu casa, si tampoco te gusta en exceso eso de tener que marcarlas para colgar algo.

Te invito a descubrir de qué forma puedes vestir las paredes de una estancia sin que por ello tengas que estropearlas. Hay muchas soluciones para ello. Vamos a ver algunas de ellas para saber si te encajan para tu casa.

Washi tape

La cinta washi tape es un elemento muy socorrido para decorar. Puedes diseñar un bonito mural en una de las paredes o forrar los interruptores. Tienes un montón de colores y diseños para elegir, lisos, estampados, más o menos anchos… Y lo mejor de todo es que cuando quieras dejar las paredes como estaban la cinta se quita fácilmente si dejar rastro.

Colgar cuadros sin agujeros

Si te gustan los cuadros, las láminas o las fotografías tienes a tu disposición, también, varias posibilidades de colgarlos sin hacer agujeros. Vamos a ver algunos sistemas que pueden resultar interesantes para tu casa.

fotos-colgadas

Cuelga fáciles

Aunque sí que es verdad que hace falta hacer agujero este es muy pequeñito y apenas imperceptible una vez que quitas el cuadro. Solo hay que clavar una pequeña punta de acero con un martillo y colgar lo que más te guste en el enganche de plástico.

Tiras adhesivas

Son ideales para pegar cosas que no pesen excesivamente, aunque algunas aguantan bastante peso (yo solo he probado con un calendario de pared que no es muy voluminoso). Son tiras de doble cara para pegar un lado a la pared y adherir en el otro lo que deseas poner en tu pared para decorarla.

Blu tack

El blu tack es esa masilla reutilizable y adhesiva que puedes emplear para fijar en la pared un objeto que no pese mucho. Puede servirte para colgar fotografías sin marco, por ejemplo, o para confeccionar lo que te cuento ahora.

Cuerdas y pinzas

Y es que una idea que me gusta mucho es la de colgar unas fotografías o láminas con pinzas sujetas en una cuerda. Los extremos de la cuerda los puedes pegar con el blu tack que te decía antes, colocando una bolita en cada extremo de la cuerda e incluso otra pequeña a mitad para que no se descuelgue demasiado por el peso.

Si ves que no es suficiente porque has colgado muchas fotos o láminas o porque queda a la vista si usas una cuerda fina puedes emplear las tiras adhesivas o un cuelga fácil para anudar cada lado de la cuerda. El resultado es muy decorativo, ¿no te parece?

dibujos-sujetos-con-pinzas

Ganchos con ventosa o adhesivos

Estos se emplean sobre todo en el baño y en la cocina, ya que en la baldosa se adhieren bastante bien. La superficie ha de estar limpia (pasa un paño con alcohol) y en ellos puedes colgar las toallas, paños, algún cesto… Son prácticos y, sobre todo, ideales para mantener organizadas estas estancias, pero también cumplen su función decorativa.

Cuadros apoyados

Una alternativa a colgar los cuadros es la de dejarlos apoyados en el suelo, en una estantería o en un aparador. Te aseguras completamente de que no estás estropeando ninguna pared y la verdad es que quedan chulísimos. Si los pones en el suelo cuanto más grandes sean, más llenarán el espacio. Si los apoyas en una estantería o en un mueble puedes jugar con los tamaños dependiendo de cuánto sitio tengas para ello.

cuadros-apoyados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *