Cómo elegir la mejor almohada


Cuando elegimos una cama, no solo es muy importante la calidad y características del colchón sino que la almohada ha de ser también adecuada para nuestro cuerpo y necesidades. De nada vale un colchón maravilloso si la almohada que tenemos es molesta, incómoda o de mala calidad, la cabeza no descansará bien y podremos tener alguna contractura en el cuello o en las cervicales. Toma nota de estos consejos para que puedas hacer la mejor elección:

– Aunque la cama sea de matrimonio, la almohada debe ser individual ya que cada persona tiene sus propias características y necesidades.

– La posición correcta y en la que mejor descansa el cuerpo al dormir es la posición fetal o lateral, y si te gusta dormir boca arriba pon una pequeña almohada o cojín debajo de las rodillas para que la espalda se relaje mucho más.

– Lo normal es que las almohadas se sustituyan cada dos años, que suele ser cuando ya ha perdido sus propiedades o, sencillamente, ya no te parece cómoda porque está vieja o porque tu cuerpo ha cambiado.

– Los materiales que más se venden son el Viscofoam, el Technogel o el Calma Foam, así que tienes una gran variedad de modelos con diferentes características para poder elegir la que mejor le siente a tu cuerpo.

– Es recomendable que la almohada se pruebe antes de comprarla, está claro que no podrás echarte una siesta, pero si pudieras echarte en un colchón para probarla sería lo ideal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *