Cómo limpiar el ordenador


La tecnología está cada vez más presente en los hogares, y eso se hace notar teniendo en cuenta que en prácticamente todos hay como mínimo un ordenador. Por eso, es importante tener en cuenta su limpieza, pues rápidamente se llenan de polvo y de vez en cuando hay que limpiar todos sus componentes (teclado, altavoces, webcam, ratón, monitor…).

Monitor y periféricos

Lo primero que hay que hacer es apagar el monitor, ya que la electricidad estática nos puede dar más de un disgusto. Las pantallas LCD y TFT cuentan con un revestimiento muy sensible que puede dañarse si se limpian con productos tan abrasivos como un limpiacristales convencional o el alcohol. Por ello, lo ideal es utilizar un producto destinado a limpiar monitores o retirar el polvo con una simples toallitas humedecidas en una sustancia neutra ya preparada para este tipo de limpieza. La pelusa se puede retirar con un paño suave que no tenga felpa. Nunca hay que utilizar el papel de cocina y sí podemos recurrir a las gamuzas de microfibra.

Teclado

El teclado, sobre todo si es blanco, es uno de los componentes de un ordenador que más se ensucia. Después de apagar el ordenador, lo primero que tendremos que hacer es sujetarlo boca abajo y sacudirlo para que la pelusa y los restos de suciedad más grandes se vayan.

Luego tendremos que limpiar las teclas una a una, haciendo especial hincapié en los laterales. Un bastoncillo húmedo puede servirnos para acabar con el polvo ennegrecido.

Si quieremos que la limpieza sea de 5 estrellas, podemos recurrir a un bote de aire comprimido que sirve para este tipo de cosas. Este logrará limpiar esas zonas a las que el bastoncillo no ha podido llegar. El chorro de aire hay que dirigirlo hacia las ranuras del teclado, aunque hay que darse prisa porque el bote se enfría en poco tiempo.

Ratón

El ratón es otra de esas partes de un ordenador que más quebraderos de cabeza da por culpa de la suciedad que se acumula. El polvo y la suciedad hacen que muchas veces el funcionamiento del mismo sea incorrecto, haciéndonos pensar que ocurre un problema electrónico, cuando realmente no es así.


Para limpiarlo hay que sacar la bola interna y limpiar con mucho cuidado los rodillos. Luego hay que volver a colocar la bola y comprobar que funciona correctamente. Si el ratón es óptico, simplemente tendremos que pasar un paño húmedo por la superficie para dejarlo como nuevo.

CPU

La parte externa del ordenador, lo que se suele conocer con el nombre de torre, se puede limpiar con un paño húmedo. El interior, sin embargo, es mucho más delicado. Se tiene que abrir un lateral de la tapa para dejarlo al descubierto. Luego tendremos que ir retirando el polvo con una miniaspiradora para ordenador o con un bote de aire comprimido.

Es muy recomendable retirar el polvo de los ventiladores del microprocesador y de la tarjeta gráfica una vez al año, ya que si no se hace el ordenador se puede recalentar mucho hasta el punto de apagarse de golpe. También es imprescindible limpiar la fuente de alimentación de vez en cuando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *