Cómo lograr una habitación de bebé de estilo nórdico

Share on Facebook3Tweet about this on Twitter6Share on Google+0

habitacion-bebe
¿Estás a punto de tener un bebé? ¡Pues desde Decorablog queremos darte nuestra más sincera enhorabuena! Eso sí, también queremos advertirte de que antes de que tu hijo llegue al mundo, tendrás que dejarlo todo preparado para que cuando llegue el feliz momento, puedas dedicarte única y exclusivamente a su cuidado. Así, te recomendamos que tras el primer trimestre pero antes de que llegue el último, pongas a punto su habitación.

Antes de ponerte mano a la obra con la decoración del dormitorio del bebé, tendrás que decidir qué estilo decorativo quieres que prime en la estancia. Sin duda, el que está más de moda en este momento es el nórdico que, además, es perfecto para este tipo de estancias. Por eso, hoy queremos darte las claves para conseguir una habitación de bebé de estilo escandinavo.

Los colores protagonistas

Si quieres conseguir una habitación de bebé de estilo nórdico deberás prestar especial atención a la elección de los colores. El color protagonista de este tipo de espacios suele ser el blanco, que aporta luminosidad al ambiente y amplía el espacio visualmente. Eso sí, también puedes apostar por otras tonalidades claras, como el beige, el gris o las tonalidades pastel. En cualquier caso, los colores suaves deben predominar en las superficies más amplias.

habitacion-bebe1
Por supuesto, siempre puedes añadir pinceladas en colores más alegres a través de los textiles, los juguetes, los complementos… Además, debes saber que el binomio blanco-negro también es muy recomendable para dormitorios infantiles de estilo nórdico. En cuanto a los estampados, los geométricos y étnicos son los más adecuados.

Muebles

Por supuesto, también es importante que escojas las piezas de mobiliario adecuadas. En este sentido, debes saber que en las estancias de estilo nórdico deben predominar los muebles de líneas simples y funcionales. Eso sí, tampoco debes olvidarte del diseño. En cuanto a la cuna, lo ideal es que sea sencilla y de líneas rectas. Además, deberás incorporar una cómoda y un armario. Si tienes espacio de sobras, también te recomendamos que incluyas una mecedora, preferiblemente similar a la mecedora Charles Eames, que comercializa Vitra.

habitacion-bebe2
Independientemente de los muebles que introduzca en la estancia, es preferible que estos sean blancos o de madera clara, preferiblemente natural. De hecho, la presencia de la madera en una habitación de bebé nórdica es prácticamente imprescindible, ya que aporta calidez. Por eso, si no vas a incluir piezas de madera, será mejor que este material esté presente en suelos o en accesorios.

No te olvides de los detalles

Aunque al decorar una habitación de bebé nórdica deberás basarte en la máxima “menos es más” del minimalismo, no deberás olvidarte de los detalles, que serán los que aporten el toque personal a la estancia. Por ejemplo, es una estupenda idea que incorpores un tipi, un elemento muy típico de los ambientes infantiles de estilo escandinavo, si bien es cierto que son más utilizados en habitaciones de niños más mayores.

habitacion-bebe3
También son bienvenidos los animales, que pueden estar presentes en forma de peluches y accesorios, o de estampados en paredes y textiles. Además, nos encantan como quedan las guirnaldas de luz y los rótulos luminosos.

Papel pintado o vinilos

Aunque una de las mejores opciones para decorar la habitación de bebé nórdica es pintar las paredes en colores claros, también es buena idea cubrirlas con papel pintado infantil. Eso sí, nosotros te recomendamos que combines las paredes empapeladas con otras en colores neutros. Si lo prefieres, también puedes decorar las paredes con vinilos decorativos. Sobre fondo neutro destacan mucho y aportan a la estancia un toque de lo más especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *