Cómo poner un suelo de guijarros


El suelo de guijarros se utiliza principalmente en terrazas, aunque poco a poco se ha ido incluyendo en interiores y seguro que en poco tiempo se convertirá en una de las grandes tendencias decorativas en lo que a suelos de interior se refiere. A pesar de que puede utilizarse en cualquier estancia en interiores, lo mejor es poner el guijarro únicamente en los cuartos de baño ya que su mantenimiento requiere mucha humedad y agua.

Su colocación no es muy complicada y con tener claros cuáles son los pasos conseguirás hacerlo sin problemas. Lo primero es conseguir las baldosas o piedras, que tienen diferentes colores y diseños. También necesitarás unas cuantas herramientas: mortero, espátula con muescas, una esponja, juntas epoxi y un barniz hidrófobo para piedra. Antes de comenzar tendrás que pensar en cómo lo quieres ya que puedes combinar diferentes colores y diseños, creando también formas geométricas originales con su composición.

El suelo tiene que estar totalmente liso antes de que comiences con la instalación, así que si tiene alguna irregularidad deberás arreglarla antes de empezar. Ya listos para comenzar, aplica el mortero en la superficie con ayuda de la espátula para que quede uniforme. Lo siguiente será distribuir los guijarros, algo que no tiene una pauta ya que será según el diseño que quieras conseguir.

Cuando los hayas puesto deberás dejar que se seque el mortero entre 24 y 48 horas (dependiendo de las condiciones ambientales puede necesitar más o menos tiempo para su secado). Lo siguiente será trabajar las juntas, para lo cual lo mejor es utilizar el mortero de juntas epoxi ya que es antibacteriano e impermeable. Este mortero puede ser de algún color para asemejarse más a los guijarros, pero procura que no sea en un tono muy claro ya que se apreciará más la suciedad.

Cuando se hayan endurecido las juntas llegará el último paso, que será conseguir el acabado deseado. Aplica una capa de barniz hidrófobo para eliminar la porosidad que puedan tener los guijarros y así protegerlos tanto de las manchas como del agua.

Bricolaje, Suelos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *