Cómo quitar las manchas de un mantel


Las manchas son uno de los principales quebraderos de cabeza de la limpieza en el hogar, especialmente las que se producen en superficies que pueden ser difíciles de limpiar. Y si de manchas hablamos, no cabe duda de que las de los manteles pueden llegar a ser una verdadera pesadilla, sea el tipo de mancha que sea y sea el mantel de algodón, nylon o cualquier fibra natural.

Los manteles se utilizan a diario y probablemente varias veces, así que hay que tener muy claro cómo poder quitar cualquiera de sus manchas, además de comprarlos siempre en materiales que sean fáciles de limpiar o que puedan ser más sufridos que otros. Hay algunas manchas que puedes quitar rápidamente pero también hay otras que puede costar un poquito más de trabajo.

Quitar manchas de vino

El vino es uno de los elementos que más suele manchar los manteles, y es que aunque siempre se tiene cuidado puede ser muy fácil que se caiga una copa y su contenido se derrame en el mantel. Para limpiarlo, échale sal a la mancha y después ponle encima un poquito de agua caliente. Otro truquito es ponerle sal, lavar con jabón neutro y aclarar con zumo de limón. Curiosamente, el vino blanco es muy bueno para las manchas de vino tinto, así que rocía la mancha con vino blanco, aclara con agua caliente y deja que se seque.

Quitar las manchas de grasa

Si la mancha es de aceite deberás frotarla mancha de forma suave con un paño empapado en alcohol de quemar y después meter el mantel en la lavadora. Si después del lavado la mancha sigue ahí, pon la parte de la mancha a remojo con lejía o frótala con alcohol de 90º (si el mantel es de algodón) o con vinagre blanco (si es de cualquier otro tejido). Para cualquier otra mancha de grasa pon un poco de fécula de patata, espera unas horas y después cepilla bien. Una vez cepillado, lava el mantel como suelas hacer siempre y la fécula absorberá la grasa.

Quitar las manchas de chocolate

Para las manchas de chocolate haz una mezcla con yema de huevo y glicerina, ponla en la mancha y déjala durante media horita. Cuando haya pasado ese tiempo, frota bien y aclara con agua caliente. También es un buen remedio tender el mantel de forma que la mancha quede en vertical y por arriba y echarle un buen chorro de agua hirviendo.

Quitar las manchas de cera

Si te gusta tener velas en la mesa, seguro que en más de una ocasión te has encontrado con alguna mancha de la cera que generan. El mejor truco es poner un papel absorbente encima de la mancha y después pasarle la plancha estando caliente, lo que hará que el papel absorba la cera.

Quitar las manchas de café y té

Para las manchas de café el mejor truco es aplicar un poco de glicerina caliente, y después lavar y aclarar con agua también caliente. Una vez hecho eso, plancha el anverso de la mancha estando todavía húmeda. También te valdrá poner jabón de Marsella en la mancha y después dejarla un rato a remojo en agua caliente y aclarar. En cuanto a las manchas de té, será suficiente con que frotes la mancha con agua caliente y un poquito de glicerina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *