Consejos para decorar una habitación compartida por dos hermanos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

compartir habitacion
Sucede que, en ocasiones, el espacio disponible en una vivienda hace indispensable que dos hermanos tengan que compartir habitación. Puede ser que se trate de hermanos chico-chica, dos gemelos o mellizos… Nunca me han gustado las distinciones rosa-azul para diferenciar los sexos, aunque puedes hacerlo de esta forma para crear dos zonas diferenciadas. No obstante, hay muchas más opciones. La idea es que, a pesar de eso, los espacios sean armónicos y se integren bien entre sí, respetando la personalidad de cada niño y su independencia, pero sin que sean dos lugares separados ni desconectados. En el equilibrio está el acierto. Vamos a ver cómo decorar este tipo de estancias compartidas. ¿Te apetece saber un poco más sobre el tema?

Decoración habitación niño y niña

Como te decía, puedes hacer una distinción de colores con azules y rosas pero, por qué no, también con otras tonalidades. ¿Qué te parece turquesa y gris? ¿Naranja y marrón? Hay un montón de posibilidades. Sí que es verdad que a los niños, en general, les gusta un ambiente diferente al de las niñas, que a ciertas edades pueden llegar a ser muy femeninas, pero se trata de que la habitación tenga una decoración cómoda para ambos y estéticamente hermosa en su conjunto. Se puede.

La privacidad

También principalmente pensando en niños y niñas, la decoración de la habitación debe contribuir a que cada uno de ellos pueda tener su espacio privado y único. Puedes poner unas estanterías colocadas espalda contra espalda para que guarden sus cosas y a la vez separen el espacio, unos doseles en las camas, un biombo que separe zonas de la habitación, un mueble que la divida en dos partes… Que esté todo integrado pero que cada uno disfrute de su espacio cuando así lo desee.

habitacion compartida 2

Zona de juegos

En la medida en la que la superficie de la habitación lo permite, es aconsejable crear una zona de juegos para que en ese lugar los niños se encuentren y compartan espacio y tiempo juntos.

Zona de estudio

Al igual que la zona de juegos, también debes pensar en la zona de estudio. Puedes poner un escritorio doble en todo el largo de una pared, o dos escritorios enfrentados, o en forma de L. Coloca estanterías para que puedan guardar ahí sus libros y sus cosas del colegio.

Los colores

A la hora de escoger los colores tienes también varias alternativas. Puedes pintar todo del mismo color y aportar la diferenciación a través de los complementos, con los textiles, las alfombras, los detalles decorativos…; también puedes pintar cada zona en colores distintos, creando contrastes muy interesantes que deberán complementarse entre sí para que el conjunto de la habitación sea siempre armonioso.

Las camas

En una habitación compartida puedes optar por diferentes tipos de cama, también en función del tamaño que tenga la estancia. De este modo, puedes poner camas individuales formando una L o en paralelo; literas, que suelen gustar mucho a los pequeños, ocupan menos espacio y las puedes encontrar en formatos con diseños muy chulos; camas que se articulan en un solo mueble, es decir, una cama nido, que una queda debajo de la otra escondida, también para ahorrar espacio; o camas abatibles, también para que tengan mucho sitio durante el día para poder jugar en su habitación.

camas habitacion compartida

Los armarios

Recuerda que un armario para dos deberá ser lo suficientemente grande para contener toda la ropa de los pequeños. Si el espacio te lo permite, es bueno que cada niño tenga su armario particular, si no puede ser así, divide el armario que exista para que cada niño tenga la ropa en un lugar determinado.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *