Consejos para elegir una chimenea eléctrica

Share on Facebook6Tweet about this on Twitter6Share on Google+0

chimenea-electrica-con-marco-negro
Las chimeneas eléctricas llegaron para quedarse. Las tradicionales son muy bonitas y desprenden una calidez increíble, pero hay que reconocer que los principales fabricantes de chimeneas han sido capaces de conquistarnos con sus modelos eléctricos, ya que son muy fáciles de instalar e incluso algunos pueden transportarse fácilmente de una estancia a otra.

Los principales inconvenientes tienen que ver con el consumo de electricidad y con su incapacidad a la hora de producir el mismo calor que una chimenea de las que utiliza Papá Noel para colarse en nuestras casas. De ahí que a veces sea necesario accionar un sistema de calefacción adicional para calentar una estancia de muchos metros cuadrados.

Chimeneas eléctricas fijas y móviles

Si vas a decantarte por una chimenea eléctrica, que por si no lo sabías no utiliza cables y es más potente que la de bioetanol, deberías resolver alguna que otra cuestión, como por ejemplo la de su ubicación. ¿La vas a querer fija o móvil?

Las móviles suelen ser pequeñas y se adaptan fácilmente a cualquier espacio, lo que hace que sean especialmente recomendables en pisos que no dispongan de un sistema de calefacción instalado en todas las habitaciones. Las fijas, por el contrario, son más grandes y se colocan en el espacio que podría ocupar una chimenea fija, normalmente en el salón.

chimenea-electrica-de-diseno

La elección de la potencia

De las móviles destacaría lo poco que pueden llegar a costar, aunque por otra parte no calientan mucho. Las fijas también tienen una potencia limitada, pero a su favor hay que decir que no es necesario cambiar el marco de la chimenea y existen diseños capaces de adaptarse a cualquier estilo decorativo.

Además de fijarte en lo bonita que es y las dimensiones que tiene, es importante que a la hora de elegir una chimenea eléctrica tengas en cuenta la potencia, que seguramente es lo más importante. Lo ideal es 1.000W por cada 10 metros cuadrados, así que en un salón de 20 metros cuadrados deberías instalar una con 2.000W.

En general, tomando como referencia una altura del techo de 2,5 metros, estas son las potencias que deberías contemplar como referencia:

– De 12 a 16 m2: 1.200-1.500 w
– De 24 a 28 m2: 2.500-3.000 w
– De 40 m2: A partir de 4.000 w

chimenea-electrica-en-el-salon

Características habituales

Hoy en día casi todas vienen con mando a distancia y muchas incorporan un termostato electrónico. También las hay con distintas intensidades de llama, con un dispositivo de seguridad de corte térmico y con la posibilidad de abrir la puerta, algo que no me parece una buena idea si hay niños en casa.

El efecto llama, por si no lo sabías, se simula gracias a un haz de luz intermitente. Eso nos lleva a pensar que estamos ante una chimenea de leña, lo cual es bastante reconfortante. Además, a diferencia de lo que sucede con las llamas de verdad, sí que se puede regular la intensidad de la calefacción para no alcanzar más temperatura de la deseada.

Si te animas a instalarla debes saber que es imprescindible un enchufe con toma de tierra. Solo eso, ya que no requieren ni leña ni salida de humos.

Artículo recomendado: Ventajas e inconvenientes de las chimeneas eléctricas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *